La batería es uno de los componentes esenciales presentes en los terminales móviles. Es, además, uno de los elementos que más sufre con el paso del tiempo, ya que se encarga de suministrar la energía eléctrica al resto del circuito para que este pueda funcionar. La necesidad de disponer de un rendimiento aún mayor en la actualidad las está induciendo a contar con una vida útil menor.

¿Quién no recuerda cómo un dispositivo convencional podría disfrutar de una semana de autonomía? La llegada del concepto smartphone ha cambiado por completo esta apreciación. La sustitución de las mismas puede ser la mejor forma de alargar la vida útil de nuevos teléfonos, una práctica que parece ir en aumento en los últimos años. Ahora bien, ¿existe algún obstáculo por parte de los fabricantes?

Apple bloqueará algunas funciones del iPhone con batería sustituida con terceros

Todo comenzó con el nulo acceso al interior de los terminales. Los móviles cuyo acceso al interior está habilitado es algo que está en peligro de extinción. Cada vez son más los fabricantes que buscan impedir que los propios usuarios puedan acceder al terminal en sus casas o a través de operadores no autorizados por los mismos. Apple, sin duda, es el mejor ejemplo.

La firma de la manzana ha ido más allá con este tipo de prácticas. Si hasta este momento, la pérdida de la garantía era la medida más drástica a tener en cuenta, ahora parece que se introducirán medidas a nivel software para penalizar el acceso al interior para la sustitución de la batería. Al parecer, se habría decidido incluir una tecnología para incrementar la demanda de sus componentes.

¿Estamos ante una práctica legal y ética teniendo en cuenta lo que supone este tipo de movimientos? Esto, aplicado al sector del automóvil, por ejemplo, vendría a significar la destrucción de empleo de talleres convencionales multimarca. ¿En qué repercute que el usuario siga decidiendo disfrutar de una batería adquirida e instalada más allá de los confines de la marca?

Una solución que deriva al servicio técnico de Apple

La marca de Cupertino ya incluye este pequeño software en la actualización de la última versión de iOS 12 y en la beta de iOS 13, las 2 alternativas más avanzadas del sistema operativo. Esto afectará a los terminales iPhone XR, iPhone XS y iPhone XS Max, es decir, las últimas opciones sacadas al mercado y que ahora cumplen un año de vida en el mismo.

Apple obstaculizará que cambies la batería con terceros. Descubre Apple

Según se puede leer en IFIXIT, al instalar una batería más allá del servicio de soporte técnico de Apple, aparecerá un mensaje que no se podrá eliminar de la pantalla bajo la denominación SERVICE. Dicho de otro modo, esta advertencia indica que tendrás que acudir a las instalaciones de la marca para eliminar el mensaje, algo innecesario que nos obliga a pensar que Apple está poniendo alguna que otra traba.

La sustitución de la batería no tendrá repercusión en el rendimiento del terminal

Además, se perderán algunos de los datos que el sistema operativo ofrece en términos de batería. Un buen ejemplo de ello es que no se podrá conocer el número de ciclos que se ha cargado la misma. Es cierto que este condicionante no afectará al rendimiento de los terminales con las nuevas baterías, pero aun así, es síntoma de que todo podría derivar en el servicio técnico de la marca.

Apple se escuda a través de este tipo de movimientos en que busca, precisamente, salvaguardar los intereses de los usuarios a través de un servicio de calidad en la reparación. Entorpecer este tipo de movimientos, sin embargo, lo que provoca es que se ejerza una especie de monopolio en los servicios de postventa, un jugoso mercado fuente de ingresos cuantiosos para la firma.

Una política que podría extenderse a otros fabricantes

Tal y como ocurre en otros sectores, el servicio técnico puede llegar a ser un importante núcleo de ingresos. La disposición de canales alternativos provoca que muchos usuarios decidan acudir a otras opciones más económicas. Hasta ahora, la pérdida de garantía podía ser una solución para evitar estas prácticas, pero lo cierto es que el efecto ya se ha agotado.

La sustitución de la batería del iPhone Xs Max con terceros también se verá afectado por el software. El chapuzas informático

La inclusión de esta medida podría tener recorrido también en el mercado Android a través de las capas de personalización que incorporan los fabricantes sobre el sistema operativo estándar. ¿Irá Apple un paso más allá en su estrategia limitando el servicio de herramientas de mayor relevancia? De confirmarse en un futuro, se estaría penalizando el producto adquirido por el usuario de forma deliberada.

Habrá que esperar, por tanto, unos meses, para conocer cómo se desarrolla esta política de empresa y, sobre todo, cómo reaccionan los consumidores de los productos anteriormente mencionados bajo el logo de la manzana.