Ingenio, este es uno de los valores principales que buscan las principales compañías tecnológicas del mundo. El organismo más avanzado en materia aeroespacial, la NASA, no es ajena a esta competencia, lo cual ha quedado muy evidente al ver cómo uno de sus empleados ha creado un producto de lo más original para gastar bromas.

Mark Rober, que es como así se llama este ingeniero, lleva un tiempo trabajando para la firma de titularidad pública estadounidense. Aun así, esto no le resta espacio para poder disfrutar de una de sus aficiones; la publicación de vídeos en la plataforma más destacada de contenido audiovisual, YouTube.

Mark Rober ha creado la que podría ser la broma más ingeniosa del último año

El protagonista de esta historia ha conseguido crear una de las bromas más curiosas de los últimos meses. Es muy importante enfatizar el término ‘crear’ por un sencillo motivo; no todo el mundo podría ser capaz de diseñar y llevar a cabo esta genialidad. ¿Emplearías horas y horas de trabajo para producir un aparato que fuese pieza fundamental de la broma?

Él sí, pero el resultado merece mucho la pena. ¿Cómo funciona esta innovación? Muy sencillo. Lo primordial es tener conocimientos de CAD y herramientas similares. Esto irá asimilado a la tenencia de una impresora 3D para la realización de las piezas fundamentales que se requieren. ¿Tanto tiempo se requiere invertir? Os prometemos que merece la pena.

Bastará con *la inclusión en dicha ecuación de un poco de purpurina de la que siempre deja restos brillantes y unas gotas de la clásicas bombas fétidas que venden en las ferias. ¡Ah! Y una cámara, que pueda pasar desapercibida, esto es lo más importante. Ahora, sin más dilación, toca ver por qué es necesario todo lo anterior.

Una broma para ladrones que quieran recordar el robo para siempre

¿Alguna vez el repartidor te ha dejado un paquete y se ha ido sin tener noticias tuyas? Al parecer, esto en Estados Unidos está a la orden del día. Cansado de que algunas personas se hayan llevado sus paquetes dejados en la puerta de su casa, ha decidido crear una solución muy ingeniosa. ¿Por qué no aprovechar este mal gesto para sacar tajada con unas risas?

¡Acude directamente al minuto 4:10 para ver en qué consiste la broma! Todo se basa en esconder este maléfico producto bajo una caja muy llamativa que parece esconder el HomePod de Apple, el altavoz inteligente. Según se puede leer en [Engadget]8https://www.engadget.com/2018/12/18/nasa-engineer-glitter-bomb-parcel-pirates/?utm_campaign=homepage&utm_medium=internal&utm_source=dl), esta solución ha provocado una oleada de víctimas de la broma.

El vídeo acumula más de 12 millones de visitas en apenas un día

Atraídos por el producto tecnológico, no han dudado en robar el paquete, el cual estaba estratégicamente dispuesto en la entrada de la casa. Tras ello, bastaba con quitar la caja original para destacar el talento de Mark Rober. Tras un segundo de espera, el producto estaba diseñado para comenzar a girar la turbina, expandiendo por todos lados la purpurina.

Tras ello, le tocaba el turno al vaporizador. Al fin y al cabo, unas pocas gotas de un olor fétido y desagradable tampoco podría empeorar la situación, ¿verdad? Las reacciones, las cuales se pueden ver desde el minuto 5:55, son alucinantes.

Una broma que hará recapacitar a los ladrones

Han pasado unas semanas de aquellos robos y, pese a ello, es posible que los ladrones sigan acordándose a día de hoy de su mala experiencia. ¿Cómo? La purpurina por doquier es el mejor ejemplo de ello. Esta curiosa innovación, además de todo el entramado relacionado con el producto, incluía su propio sistema GPS y su cámara de incógnito, requisitos indispensables para registrar las reacciones.

Mark Rober es un ingeniero que trabaja en la NASA, además de youtuber e inventor. Yahoo Finance

De esta forma, podía recuperar su invento cada vez que lo utilizaba para dar una lección. Los ladrones, al ver las capacidades de este falso HomePod, decidían deshacerse del mismo a las mínimas de cambio. Ya fuera la propia acera, una papelera o en un párking, lo cierto es que consiguió aprovechar su invención para amortizarla en gran medida.

Esta broma ha roto todos los esquemas por el público, la tecnología y la innovación

El éxito de esta broma es indiscutible. Al cierre de edición, el vídeo ha conseguido más de 12 millones de visualizaciones en apenas un día, una marca que legitima todo el trabajo. Basta con ver las reacciones para ver cómo este producto ha superado todas las expectativas anteriores.

¿Estará ya pensando Mark Rober cómo ingeniárselas para seguir deleitando a su público? El listón, tras esta prueba, ha quedado en una posición muy alta. Aun así, habrá que esperar un tiempo para comprobar si este ha sido el summum de las bromas o si, por el contrario, tiene más que ofrecernos de su repertorio.