Nadie puede negar que estamos en una época tremendamente interesante y novedosa en cuanto a tecnología se refiere. Vayas donde vayas, quedes con quien quedes o compres lo que compres, la innovación y la ciencia estarán presentes en mayor o menor medida. Los teléfonos inteligentes, los wearables, las videoconsolas, los coches o, simplemente, la comunicación, han mejorado ostensiblemente en la última década.

En este artículo quiero presentarte una interesante novedad que aúna la inteligencia artificial, los asistentes virtuales, la seguridad al volante y, quizás, una dosis de futurismo que nunca viene mal conocer. ¿Quieres que te presente a Chris?

Copiloto inteligente

La mayoría de compañías de automóviles han entrado de lleno en el mercado tecnológico de la mano de los dos grandes exponentes del mismo, Google y Apple. Sus sistemas de interacción dentro de los vehículos proporcionan menos distracciones y mayores capacidades a nuestros coches. Sin embargo, aún existen compañías empeñadas en ir por libre y jugárselo todo a una carta, con sus propios sistemas cerrados de entretenimiento e inteligencia artificial.

Este sistema se deshace de la pantalla táctil

Chris, que es como se denomina el aparato en cuestión y la inteligencia artificial que se esconde en su interior, tiene como misión acompañarnos en todo momento mientras nos encontremos conduciendo nuestro coche. Como buen asistente es capaz de escuchar y responder a distintos comandos de voz. Además, y debido a que la interacción con el mismo no utiliza ningún componente táctil, podremos hacer uso de gestos para entablar una relación humano-máquina.

Uno de los elementos que más me gustaría destacar es que este sistema de gestión de nuestro smartphone, porque no olvidemos que es necesaria la conexión al mismo, es que es muy sencillo de utilizar. Simplemente hay que colocar el dispositivo, de manera magnética, en el soporte del coche y Chris se conectará automáticamente a tu teléfono móvil y al audio de tu vehículo. Simple y funcional, ¿verdad?

Entretenimiento y productividad

Lógicamente, este producto no podría ser digno de nuestra página web si no fuese tan completo como parece. Las aplicaciones, que irán creciendo con el paso del tiempo, son parte fundamental de la experiencia. Es por ello que Chris puede leer y responder mensajes, ya sean de texto, algo únicamente soportado en Android, WhatsApp, correos electrónicos o, de momento, a través de Facebook Messenger.

La navegación es tan necesaria como útil a bordo del coche

¿Quieres ir a un destino en concreto? Chris te guiará de forma auditiva y, aunque no sea la característica más importante, ya que deberías tener tus ojos fijos en la carretera, también lo hará a través de su pequeña pantalla. Podrás hacer uso de los mapas sin conexión y tendrás la información del tráfico en tiempo real. Una característica muy importante para aquellas personas que viven dentro de su coche día sí y día también.

Obviamente, no suele ser habitual meterse en un vehículo sin escuchar la radio o música, con lo cual esta característica también está incluida en el dispositivo. De momento, el aparato es compatible con Apple Music, Google Music o cualquier tipo de archivo que tengas descargado en tu teléfono. Con gestos de la mano podrás pausar, reproducir, pasar a la siguiente canción o, por ejemplo, bajar el volumen de la música. Todo sin tener que correr peligro prestando atención a nada más que el asfalto.

Las llamadas utilizan la voz y los gestos

Por último, como gran característica que también es destacada en la página web de este curioso wearable para coches, tenemos la posibilidad de recibir y realizar llamadas de teléfono. Nada de tocar la pantalla táctil para contestar. Utiliza comandos de voz o simples gestos para hacerlo. La compañía asegura que la calidad del audio es alta debido al marco de aluminio que se integra en el dispositivo. Curioso, cuanto menos.

Precio y disponibilidad

Chris ha sido un producto que ha salido de la omnipresente página web de financiación, Kickstarter. Ahora mismo, tal y como aparece reflejado en su página web, puedes adquirir uno de estos interesantes asistentes virtuales por 199 euros, 4.586 pesos mexicanos. En realidad, estás haciendo una reserva para el momento en que la primera tirada del producto esté disponible para su envío, que, de seguir el ritmo estimado, tendría lugar en verano de 2018.

¿Este será el año de Chris?

La buena noticia es que, según la información que aparece en su página de preguntas y respuestas, el envío será a nivel mundial con un coste de 7 euros, 161 pesos mexicanos, si se realiza a Estados Unidos, la Unión Europea o Canadá. Si Chris es pedido por alguna persona de cualquier otro país, el coste del envío ascendería a 20 euros, 460 pesos mexicanos. ¿Ya tienes ganas de probar este asistente virtual para el coche?