Quizás tú, que estás interesado en el mundo de la tecnología, no tienes este punto de vista, pero aún existen personas dispuestas a poner todas las barreras y trabas posibles a la innovación. Hoy, en un ejemplo extremo del complicado mundo en que vivimos, te traigo una noticia que roza lo trágico.

A punta de pistola

Recientemente, en una información que hemos podido obtener del medio de comunicación digital Arizona Republic, hemos conocido la noticia que concierne a la seguridad de los conductores que están realizando pruebas con los coches autónomos de Waymo. La policía de Chandler, un barrio de la ciudad de Phoenix, está viendo cómo se incrementan los delitos contra los automóviles de la firma.

Este es un modelo de coche autónomo de Waymo. The Verge
Las amenazas a los conductores son demasiado habituales

Estos coches, a pesar de tener tecnología de conducción autónoma, siempre son probados por profesionales de la compañía, aunque últimamente su trabajo tiene un riesgo demasiado elevado. El diario asegura que uno de los conductores, mientras realizaba sus rutinarias pruebas, observó cómo un hombre le apuntaba con un arma, mientras circulaba a su altura. Aunque este no ha sido el único incidente.

Los delitos contra Waymo tienen un patrón de violencia muy preocupante

La policía de Chandler ha registrado hasta 21 informes, en los últimos dos años, en lo que respecta a los asaltos a estos vehículos autónomos. Las barbaridades que se han podido documentar van desde el lanzamiento de piedras, cortar los neumáticos mientras el vehículo está detenido, persecuciones e incluso un mismo coche, en concreto un Jeep, intentando sacar de la carretera a los vehículos de Waymo. El detective Cameron Jacobs aseguró en un informe, relatando el arresto de un señor de 69 años, que:

El sospechoso declara que era la persona que sostenía la pistola mientras el vehículo de Waymo pasaba a su lado y que sus intenciones eran asustar al conductor.