Hay muchos mitos sobre los métodos para cargar y alargar la vida útil de la batería de tu smartphone. Y quizás pienses que la mejor manera de hacerlo es cargando tu móvil mientras duermes para que alcance el 100 por ciento de su capacidad.

Sin embargo, es probable que no sepas que estás cometiendo un terrible error, ya que eso en realidad daña la batería de tu smartphone y acorta significativamente su vida. Es por eso, que para ayudarte a hacer las cosa bien, en este artículo te contaremos por qué no debes cargar tu móvil durante las noches.

Evita cargar el móvil mientras duermes

Desenchufa tu smartphone cuando te vayas a la cama y cárgalo cuando te despiertes, es un consejo que podría salvar la vida de tu batería, además de evitarte muchos problemas. Esto podrías hacerlo durante tu rutina matutina, mientras estás en el trabajo o cuando estés mirando la televisión por la noche. Puedes aprovechar los protocolos de carga rápida, e incluso ya es posible hacerlo en apenas 6 minutos, pero hacerlo mientras duermes significa que estará conectado al cargador durante mucho más tiempo.

Esto se debe a que cuando la batería de tu móvil alcanza el 100 por ciento de su capacidad, se agrega la carga lenta, es decir, suficiente energía extra para compensar lo que tu dispositivo usa por defecto. Al cargarlo al máximo y mantenerlo enchufado, estás abusando de la batería, lo que la obliga a gastar más energía cuando realmente no la necesita. Además, se suma el hecho de que, si lo cargas toda la noche, seguramente superará el 80 por ciento de carga recomendada.

Por si no lo sabes, las empresas rara vez te permiten utilizar completamente la capacidad total de sus baterías. No obstante, tu pantalla seguirá marcando un 100 por ciento cuando tu smartphone alcance la capacidad total de carga permitida.

Trata de no usar tu móvil mientras se carga

La verdad es que no deberías usar tu dispositivo para actividades de alta intensidad mientras se está cargando. Siendo realistas, mucha gente lo hace, pero hacerlo con regularidad puede causar daños irreparables a tu móvil. Puede ser tentador ver vídeos de YouTube o pasar al siguiente nivel en tu juego favorito mientras el smartphone está enchufado, pero no vale la pena afectar negativamente tu batería.

El uso regular de aplicaciones durante la carga ralentizará notablemente tu teléfono después de su primer año de uso, así que si deseas conservar tu smartphone durante mucho tiempo, intenta no hacerlo. Sin embargo, revisar tus mensajes o correos electrónicos no debería ser mayor problema, simplemente no hagas nada que requiera mucha energía y todo estará bien.

¿Qué puede pasar si ignoras estas recomendaciones?

Lo Primero que debes saber es que la carga prolongada también puede provocar un aumento de la temperatura, lo que naturalmente dará como resultado una degradación de la batería. También puede ser peligroso en casos aislados, especialmente si mantienes el teléfono debajo de la almohada. Así que trata de evitarlo, ya la falta de flujo de aire no solo significa un daño potencial a la batería, sino que también aumenta el riesgo de incendio.

Si bien los fabricantes implementan medidas de seguridad para evitar cualquier tipo de accidentes. Sin embargo, si no tienes unos buenos hábitos de carga o simplemente no prestas atención a estos consejos, podría haber consecuencias irreversibles para tu móvil o su batería.

Cómo consejo adicional, te recomendamos no exponer tu dispositivo a temperaturas extremas cuando lo estés cargando. Las temperaturas por debajo de 0 grados y por encima de 60 grados centígrados degradan las baterías de iones de litio más rápido, sobre todo si tu móvil está enchufado al cargador. Evita tomar el sol con el teléfono cargándose a tu lado y tampoco lo dejes en tu coche en un día demasiado caluroso o frío.

Y si tienes alguna duda, tal vez te interese conocer las razones por las que la batería de tu móvil se agota tan rápido.