¿Está desmoronándose la gallina de los huevos de oro de Apple? El producto por antonomasia de la última década ha sido el iPhone. Año tras año, renovación tras renovación, ha conseguido ampliar su público y mantenerlo con las sucesivas generaciones. ¿Qué tiene el modelo de la firma de la manzana que tanto cliente repite? iOS, por supuesto, tiene una buena parte de culpa.

Aun así, nadie puede poner en cuestión que el equipo de márketing de la compañía ha sabido adaptarse a los cambios conforme han ido llegando nuevos modelos de dispositivos móviles. Tanto es así que se ha convertido como uno de los mejores ejemplos que nos explican una de las excepciones a la clásica Ley de la Demanda en economía.

Apple está viendo cómo no se están cumpliendo las expectativas de venta del iPhone

A mayor precio, mayor es la cantidad demandada por el público. Siendo los ‘bienes de prestigio’ el causante de este fenómeno, todo parece indicar que se está desinflando la burbuja. ¿Te llevaste las manos a la cabeza cuando viste que el iPhone X salió al mercado superando ampliamente la barrera de los 1.000 dólares/euros?

La versión Xs parece que ha servido para demostrar cómo estamos ante un momento de transición económica. La reducción de las expectativas de crecimiento en países como China, ha sacudido la industria de los dispositivos móviles. Si a ello sumamos la creciente tensión en términos de comercio y barreras arancelarias, llegamos a un escenario verdaderamente deprimente.

¿Qué opciones tiene Apple ahora en adelante? La primera compañía en llegar al billón de dólares en el mercado bursátil, conseguidos allá por agosto del pasado año, es ahora una de las firmas con mayor potencial bajista. ¿Era de esperar esta corrección? Lo único que parece lógico es que la firma de Cupertino tiene que remodelar su estrategia.

La caída de ventas del iPhone hace replantearse la situación

La práctica del incremento del precio parece que no ha funcionado esta vez. La compañía, lo cierto, es que ha realizado una serie de movimientos poco convincentes para el inversor. Un mayor gasto en baterías, unido a los problemas determinados anteriormente, hace que la empresa deba replantearse la situación. ¿Qué vías tiene para sobreponerse al momento actual?

Apple ha tenido su ración de polémica este año. Unsplash

La disposición de varios servicios digitales convierte a la firma californiana obtener una fuente de ingresos que cada vez contribuye más a los beneficios generales. Según se puede leer en la BBC, algunos de los productos intangibles han cosechado importantes crecimientos a nivel de demanda. Por ejemplo, iCloud, la plataforma de almacenamiento en línea, ha experimentado un aumento del 40% de ingresos anuales.

Algunas competidoras de Apple están apostando por los servicios digitales

¿Es en este tipo de industria donde la marca de la manzana mordida debería focalizar su estrategia? Al fin y al cabo, esto es justo lo que están haciendo algunas compañías como Google o Amazon. Apple parece estar entendiendo que el mercado de productos físicos podría estar llegando al límite por las menores expectativas de crecimiento en algunos de sus principales mercados.

En la actualidad, además del mencionado iCloud, la firma dispone de alternativas como Apple Music, iTunes o Apple Pay, soluciones que están revolucionando las industrias en las que compiten dichos productos. ¿Estamos ante una nueva forma de entender el modelo de negocio de la firma que lidera Tim Cook? Es, quizás, pronto para saberlo.

Una apuesta arriesgada sobre un público con diferencias de renta

Uno de los problemas que se ha encontrado Apple en este momento es no haber descubierto que posee varios tipos de target. Sí, vende sus productos a varios modelos de consumidor, pero la elasticidad de sus pautas de compra no han sido tenidas en cuenta por la marca. Por ello, ante reducciones en el poder adquisitivo, las previsiones de ventas se tambalean por su propio peso.

El iPhone Xs no ha podido cosechar el mismo éxito de su modelo precedente. Engadget

¿Quién iba a decir que podríamos comprar por un precio semejante un portátil de la marca o un dispositivo móvil? Este tipo de estrategia parece que ya no tendrá la misma validez en el mercado. Ante esta situación, lo más probable es que se continúe apostando por alternativas a las que se les ha incluido altas dosis de innovación, tales como el nuevo iPad Pro o el Apple Watch Series 4 .

Apple se encuentra en un momento de incertidumbre por sus menores ingresos derivados del iPhone

Habrá que esperar todavía un tiempo para ver qué novedades presenta la firma a lo largo del año a través de sus eventos exclusivos o en las diversas ferias de tecnología internacionales. Sin duda alguna, estamos ante una situación de vital importancia para garantizar la viabilidad de la empresa en los próximos años.

¿Cambiará la tendencia de Apple en el mercado bursátil en los próximos meses? El precio de cotización, en ocasiones, suele descontar con anterioridad todos los eventos que afectan al valor. Si vemos un rebote en los próximos meses podría significar la vuelta a la senda de crecimiento. Tan solo queda esperar para ver cuál es la tónica que se presenta.