Si hay algo que las compañías tecnológicas han perdido durante este año, eso es la confianza entre los usuarios de las mismas. Sobre todo Facebook. De un año a este punto, la compañía presidida por el señor Zuckerberg nos ha mostrado cómo todo tiene un precio, incluso la ética y la moral a la hora de utilizar los datos de sus usuarios y, así, comerciar con ellos. Ahora, un nuevo caso abre la veda para disparar nuestras iras sobre Facebook.

Mensajes públicos

Gracias a la increíble labor de investigación de varios periodistas del prestigioso The New York Times, hemos conocido que Facebook, mientras expresaba su malestar y se disculpaba en el Congreso de Estados Unidos, estaba, por otro lado, compartiendo datos a los gigantes tecnológicos del panorama actual. Algunas de las compañías que se han beneficiado de esta filtración, intencionada por lo que parece, de datos han sido Netflix, Microsoft, Spotify, Amazon o Apple.

Facebook nos sigue tratando como idiotas. Unsplash
Mensajes y datos han sido compartido con los grandes del sector

Algunas de estas empresas podían tener acceso a mensajes privados, como fue el caso de Netflix, Spotify y el Banco Real de Canadá, tal y como detallan los compañeros del medio digital The Verge. Al motor de búsqueda de Microsoft, Bing, se le concedió acceso a la información de los usuarios, de la misma manera que ocurrió con Apple o Amazon.

Facebook no para de meter la pata y probar su falta de ética

Parece mentira que, en una época donde el periodismo y la tecnología impiden, prácticamente, ocultar ningún tipo de información, Facebook continúe con su larga trayectoria de falsedades y comercialización de la vida de las personas que, por suerte, deciden ponerse en sus manos. El año acaba de manera horrible para la compañía y esperemos que afronten 2019 con la intención de enmendar sus errores del pasado.