Pocas son los amantes del mundo tecnológico que aún no saben que Facebook sufrió un hackeo masivo el pasado septiembre. La reputación de la compañía de Mark Zuckerberg ha descendido notablemente desde entonces, tambaleándose la confianza que sus usuarios tienen en ella.

Mientras son muchos los que siguen preocupados por las consecuencias de ese hackeo, Facebook quiere dar un paso al frente haciendo un movimiento de mercado que "limpie" su imagen de cara al futuro. El nuevo plan pasa por la compra de una empresa de ciberseguridad y podría llevarse a cabo antes de que acabe el año.

Sí, Facebook se preocupa por ti

La mayor preocupación de Facebook actualmente es mostrar que realmente protege la seguridad y privacidad de sus usuarios. No es para menos, ya que podríamos pensar con total la facilidad que la compañía podría haber evitado de alguna forma ese ciberataque masivo que afectó a 30 millones de cuentas.

No basta solo con pedir vigilancia a cada usuario, Facebook se ve en la compostura de tener que actuar con decisión ante un problema tan grande, pero ¿qué mejor que reforzar la ciberseguridad de la red social con la compra de una empresa experta en el tema?

Eso han debido pensar los responsables de Facebook, con Zuckerberg a la cabeza, que ya piensan en adquirir una firma de ciberseguridad antes de que acabe este 2018. Publicada por The Information, la noticia viene confirmada con fuentes muy cercanas al tema.

Facebook quiere reforzar su imagen con la compra de una empresa de ciberseguridad. El Informador

Por el momento se desconoce el nombre exacto de la empresa que pasaría a manos de Facebook tras el acuerdo, porque la compañía ha tratado con varias durante el sondeo de mercado. No sabemos qué ámbito de la ciberseguridad estaría buscando reforzar Facebook, aunque la compra reflejaría que quiere aportar más protección a sus usuarios.

Para poder llevar a cabo el proceso de compra en estos menos de dos meses y medio que quedan por delante antes de que acabe el año, Facebook ha creado un comité especial que se dedica exclusivamente a buscar la empresa de ciberseguridad perfecta para el futuro de la compañía.

Los primeros detalles conocidos indican que Facebook podría estar detrás de la compra de un software que sea integrado posteriormente en algunas de sus plataformas, como la red social. De esta forma, la compañía reforzaría la seguridad ante accesos no autorizados, posibles hackeos como el del pasado septiembre u otro tipo de problemas.

Japón avisa a Facebook

La mano blanda de Facebook ante los ciberataques, en evidencia tras lo ocurrido, no ha gustado nada al gobierno de Japón, que ya ha dado un aviso serio a la compañía. Desde el país japonés se preocupan por la privacidad de sus ciudadanos y saben que Facebook no los protege como debería.

Aunque la instancia no tiene ninguna consecuencia legal, Japón ha querido darle un toque de atención

Por ello, el Comité de Protección de la Información del Ejecutivo de Japón ha instado a Facebook a tomar medidas inmediatas para evitar que vuelva a producirse algo similar al reciente hackeo que sufrieron 30 millones de cuentas.

A este comité no le ha sentado nada bien que datos personales de los usuarios fueran transferidos a páginas externas de Facebook que mostraban el botón de "me gusta". Sin embargo, parece que daba igual que los usuarios pinchasen en él, esos terceros recibían información privada igualmente.

Esta es la razón principal por la que el gobierno de Japón ahora pide a Facebook que solicite permiso a sus usuarios si quiere ceder esos datos privados. Además, exige que informe claramente a todas las cuentas cómo utiliza su información personal y les detalle en qué consisten los problemas de seguridad que sufre.

Tras el hackeo sufrido, la confianza de los usuarios en la seguridad de Facebook comenzó a tambalearse. Europa Press

El toque ya ha llegado a Facebook, que se ha comprometido a dar todas las explicaciones necesarias en la página web de la compañía en Japón. El aviso ha tenido otras consecuencias, como la admisión por parte de Facebook de que el hackeo afectó a 100.000 usuarios japoneses.

El caso de Japón es solo un ejemplo claro de que el ciberataque sufrido por Facebook seguirá afectando a la reputación de la compañía durante unos meses. Los organismos internacionales se preocupan por la privacidad y seguridad de los ciudadanos y no temen al plantarle cara a gigantes como Facebook, Google o Apple.