Si echamos la vista atrás, el mundo del cine nos acompaña desde hace más de 100 años. Un arte centenario como el que disfrutamos actualmente tiene tantas variantes, que si los precursores del mismo levantasen la cabeza, no creerían en qué se ha convertido su amado teatro de los sueños. Ya no nos conformamos con ver las películas en las pantallas del cine, quizás en tres dimensiones, sino que hay que añadirle algún elemento extra para revivir viejos laureles y volver a llenar esas butacas que tanto nos hacen sufrir, odiar, amar, reír y llorar.

Inmersión en cada escena

Puede que te estés preguntando qué significa eso del 4DX, pero seguramente hayas visto alguna película en la que los efectos especiales se adueñan de la sala. Normalmente, a este tipo de experiencias se les conoce como 4D, aunque la empresa que se encuentra detrás del desarrollo de esta tecnología haya decidido añadirle una letra más. La conocida como experiencia de cine absoluta es un paso más en el intento de revivir el séptimo arte.

En nuestro país la tecnología es aún una desconocida

España ya empieza a implantar esta tecnología y, como puedes ver en el vídeo que te dejo sobre estas líneas, los sentidos se ven potenciados. En la información que hemos podido obtener de la página web de la compañía responsable, podemos conocer las características más importantes de este salto de la acción desde la gran pantalla a nuestras butacas. La firma afirma tener la posibilidad de realizar 20 tipos de efectos especiales dentro de una misma película.

Cines alrededor del mundo ofrecen esta experiencia en todo tipo de películas

A pesar de que en nuestro país este tipo de experiencias es de reciente implantación, la tecnología lleva siendo puesta a prueba desde el año 2009. Desde hace casi diez años, más de 500 títulos, desde los más taquilleros de la factoría Hollywood hasta películas menos publicitadas, han adoptado el 4DX. Las cifras de espectadores, situándose en más de 76 millones de personas, empiezan a ser un dato a tener muy en cuenta. ¿Quieres conocer cómo se siente una película en 4DX?

Funcionamiento y efectos principales

Una definición sencilla de lo que puedes experimentar al ver una película con la tecnología 4DX es que la acción traspasa la pantalla y se propaga por tu asiento. Tal y como afirman los compañeros del medio digital Espinof, éste es un divertido añadido a la manera tradicional de consumir cine. Uno de sus primeros defensores ha sido el director de la última entrega de Parque Jurásico, Juan Antonio Bayona, que afirma:

Es una experiencia inmersiva cinematográfica total.

Si quieres mojarte, moverte y sentir el viento esta es tu experiencia

Los asientos, que es donde la tecnología va embutida, pueden replicar multitud de efectos. Si los quieres en una lista, coge aire y comienza a recitarlos: giros, rodajes, inclinaciones, elevaciones, toques en la espalda, toques en las piernas, cosquillas en la espalda, cosquillas en las piernas, aire en la cara, disparos de aire, agua, lluvia, olores, aire caliente, viento, nieve, rayos, tormentas, niebla y burbujas. Si has llegado hasta aquí sin morir ahogado, te explico que tipo de salas existen, dependiendo de los efectos utilizados.

Existen cuatro tipos de salas con la tecnología 4DX

La versión más completa serían las salas denominadas Prime, aquellas en las que todos los efectos están activados y, seguramente, acabes harto de no enterarte del argumento, porque una gota de agua se te ha metido en el ojo. La segunda versión, llamada Pro, utiliza todos los efectos, salvo el movimiento hacia los lados de los asientos. En tercer lugar tenemos las salas Standard, donde faltan algunos efectos como lluvia, aire o cosquilleo. Por último, si quieres probar la versión más simple de la tecnología 4DX, tendrías la sala Economy, que elimina ciertos movimientos en los asientos, dejando el resto de efectos iguales que en las salas Standard.

En mi opinión, el cine con mayúsculas no necesita de efectos especiales en la sala

Al igual que mucha gente que ha probado este sistema, creo que el cine debería ser mucho más que esos efectos especiales tan originales. Lo importante del séptimo arte es emocionarse con historias contadas de una manera veraz, sin necesidad de utilizar ningún tipo de tecnología. Creo que la falta de ideas en el sector es uno de los factores primordiales para que este tipo de salas de cine empiecen a coger fuerza. Este será otro tipo de entretenimiento, pero definitivamente no es cine.