Igual estás en la misma situación que yo. Admito tener en mente la idea de que Amazon ya había conseguido implantar su sistema de entrega de pedidos a través de drones. Nada más lejos de la realidad. Ahora es una compañía, perteneciente a Alphabet, la que ha tomado la delantera al gigante de la distribución online y su servicio tiene los días contados para comenzar a funcionar en Australia.

Pedidos desde las alturas de las antípodas

Recientemente, hemos conocido que la empresa Wing, participada por Alphabet, comenzará a repartir pedidos, a través de drones, en el norte de Camberra. La información, obtenida del sitio web Medium, nos habla de la cantidad de empresas que se han unido, en la actualidad, al proyecto. Durante los próximos meses, algunos afortunados consumidores podrán recibir, desde el mismo cielo, productos tan variados como comida fresca, café o medicamentos que no necesiten de receta médica. El servicio, a pesar de la novedad, ha sido probado desde el año 2014 en más de 3.000 hogares.

La entrega de productos que drones será una realidad en la próxima década

La gran aceptación del servicio ha sido bendecida por la comunidad que forman las fuerzas de seguridad, los reguladores, empresas y consumidores. La empresa en cuestión, Wing, no tiene prisa por que su proyecto salga adelante de manera muy rápida, sino que están tomando esta nueva fase de una manera pragmática. Su expansión está en los planes de la compañía, aunque se hará de una manera paulatina. Si quieres consultar más información acerca de este servicio del futuro, puedes acceder al enlace que te dejo a continuación. La empresa, como punto final, asegura que:

Wing está convencido que trabajando con la policía local, los reguladores y las comunidades, podemos mejorar el acceso a los servicios, abrir nuevas oportunidades económicas y conectar mucho mejor nuestras ciudades.