Google sigue manteniendo una dura batalla legal con la Unión Europea por culpa de las prácticas que lleva a cabo con Android, su sistema operativo. Acusándole de abuso por posición dominante, la UE le multó con más de 4.000 mil millones de euros en lo que es ya una sanción histórica en la industria tecnológica.

Según explicó el pasado julio la Comisaria Margrethe Vestager, responsable de la Política de Competencia, Google había obligado a los fabricantes a instalar las apps de Google Search y Google Chrome a cambio de las licencias para Play Store. Además, también se probó que la gran G había pagado a fabricantes para que preinstalaran de forma exclusiva Google Search.

Sundar Pichai, CEO de Google, anunció en julio que apelarían la condena

Todas estas razones, más los obstáculos que puso Google a aquellos que querían vender móviles con versiones no aprobadas de Android, llevaron a la Unión Europea a imponer una multa de 4.342 millones de euros por abuso de posición dominante con su sistema operativo. Como era de esperar, Google no está de acuerdo y va a apelar la sanción.

Google cumple su palabra al apelar la multa

Sundar Pichai, CEO de Google, confirmó tras recibir la noticia de la multa que la compañía apelaría la condena. Ahora, gracias a un comunicado enviado a los medios, sabemos que la gran G llevará a cabo esta medida, por lo que la batalla judicial podría alargarse unos años más.

"Hemos apelado la decisión de la Comisión Europea sobre Android ante el Tribunal de la Unión Europea", ha declarado en la nota Al Verney, portavoz de Google, sin dar muchas más explicaciones sobre la defensa que llevará a cabo su compañía.

Google ha decidido apelar la multimillonaria google impuesta por la Unión Europea. Medium

Por mucho que Google apele la multa multimillonaria, debe parar ya de llevar a cabo ese tipo de prácticas para beneficiar a sus apps. Así lo ordenó Vestager en julio, cuando instó a la compañía a "poner fin a esta práctica en un plazo de 90 días so pena de pago de sanciones de hasta el 5% del volumen de negocios diario medio mundial de Alphabet".

No es la primera vez que Google recibe multas por este tipo de comportamientos. Solo tenemos que echar la vista un poco atrás hasta junio de 2017 para recordar la sanción de 2.424 millones de euros por beneficiar a la app Google Shopping. Al igual que sucedió entonces, solo el tiempo y la justicia dará la razón a una de las dos partes.