Los mercados financieros están siendo castigados en las últimas jornadas por la inestabilidad política, económica y social que están teniendo lugar en múltiples áreas de influencia. En relación a la banca, este fenómeno se ha visto multiplicado por la potencial llegada de otros muchos competidores en el mercado.

La tecnología fintech, un nuevo segmento que está obteniendo un mayor crecimiento en los últimos años, ha profundizado en la corriente bajista que está produciéndose en el sector. Por si fuera poco, esta amenaza está haciéndose todavía más palpable al ver cómo los organismos públicos están concediendo más licencias para operar a estas nuevas plataformas de inversión.

El mercado fintech adquirirá una mayor relevancia en los próximos años

El último ejemplo de ello es la obtención de un permiso por parte de la filial de Google en Lituania. La compañía subsidiaria de Alphabet cuenta con el beneplácito del Banco de Lituania para la materialización de una serie de servicios de inversión en los que únicamente la banca podía ser actor. ¿Estamos ante una creciente liberalización de un sector tan rígido como el del crédito?

¿Cómo afectará esta medida al mercado financiero? Según se puede leer en El Economista, esta entidad de dinero electrónico, concepción que aglutina el modelo fintech, podrá operar en la totalidad del Espacio Económico Europeo. Esto reducirá, como es lógico, el poder de influencia de la banca tradicional.

Pasemos a ver, por tanto, cuáles son las principales consecuencias de estos nuevos operadores de financiación y por qué la banca tradicional debe remodelar su estructura básica de negocio. La llegada de la tecnología de inversión más innovadora ha llegado para quedarse, por lo que se avecinan tiempos en los que la financiación ofrecerá nuevas soluciones de inversión.

Lituania como primer escenario para fijar el nuevo debate

La gran banca convencional no está viviendo su mejor momento en el mercado, tanto a nivel bursátil como en relación a la cifra de negocios. La disposición de una gran cantidad de frentes internacionales y la debilidad que está mostrando la economía está provocando que su tendencia sea, principalmente, bajista. ¿Es el nuevo marco de las fintech un mal menor?

Google competirá con la banca a través del mercado Fintech. La Vanguardia

Lo cierto es que no. Este nuevo pilar en el mercado de la financiación hace tiempo que está produciendo estragos sobre los principales mercados en los que cotiza la banca más internacional. En este caso, las principales firmas tecnológicas del mundo podrían convertirse en el timón una nueva era en financiación. El excedente de caja, sin duda, es su principal motivo.

Google podrá realizar operaciones propias del mercado bancario actual

Según se puede leer en el portal citado, lo que de verdad puede provocar un tsunami en la banca tradicional es la capacidad que poseerá Google para realizar pagos, emitir dinero electrónico, efectuar transacciones de pago, disponer de servicios de depósito y retiro de efectivo o tramitación de transferencias de débito directo y crédito, entre otras operaciones.

La facilidad con la que Google ha conseguido la licencia podría llevar a otras compañías como Facebook, Apple o Amazon, entre otras, a repetir esta misma estrategia en busca de un objetivo; la creación de un nuevo segmento sostenible ajena al mercado en el que compite la banca comercial. ¿Será esta la nueva economía del siglo XXI?

Una constante que incrementará el volumen de negocio de las fintech

Es pronto para determinar qué incidencia puede tener la inclusión de este concepto en el mercado competitivo actual. No obstante, lo más lógico sería pensar que las grandes corporaciones del mercado de la banca comiencen a operar bajo una estructura semejante a este nuevo mercado. Esta nueva forma de operar está creciendo de manera exponencial en los últimos meses.

Las startups relacionadas con el sector fintech están creciendo de forma exponencial. Entrepeneur

Se espera que en el futuro se incrementen las alternativas de inversión en base a múltiples criterios, tales como la medición del riesgo que está dispuesto a asumir el usuario o la cuantía de fondos que posee el usuario para obtener una oportunidad de negocio destacada. Esto permitirá al inversor tener una mayor opción para contar con plusvalías tras sus operaciones.

El mercado fintech en Estados Unidos es más flexible que en Europa

En Europa, este modelo de negocio está menos desarrollado que en Estados Unidos, país que ofrece una regulación más flexible en el mercado bancario. La tenencia muestra cómo este modelo de negocio continuará obteniendo una mayor cantidad de permisos para operar en un futuro cada vez más incipiente.

La disposición de una gran cantidad de fondos en efectivo es lo que está llevando a estas compañías a su diversificación de negocios a través de los servicios financieros. Habrá que esperar todavía un tiempo para conocer qué implicaciones puede tener sobre la banca comercial actual el hecho de compartir mercado con estos nuevos agentes.