Google ha tenido que replantearse un poco la misión de Android Things para que tenga un sentido claro. Este proyecto presentado en 2016 fue definido como un sistema que lograría que los dispositivos electrónicos tuviesen Inteligencia Artificial. Esas expectativas fueron algo extremas, por lo que la gran G ha tenido que recular.

Analizando el mercado, Google ha comprendido que añadir capacidades inteligentes a todos los dispositivos no es razonable actualmente. Por ello, la mejor idea es centrarse solo en los aparatos que más interés provocan: los altavoces y pantallas inteligentes.

Google cambia el foco de Android Things

La compañía ha emitido un comunicado para explicar por qué la dirección de Android Things ha cambiado y cuál será el próximo destino. Según detalla Google, ha pasado el último año trabajando mano a mano con socios para crear productos dentro de Android Things que llevasen su asistente incorporado.

Ese tiempo de trabajo ha servido a la empresa de Alphabet para ver cuál es la situación real del mercado y cuáles son los productos más aclamados por el público. Teniendo en cuenta el éxito protagonizado por las pantallas y altavoces inteligentes creados, Google ha decidido reenfocar el objetivo de Android Things para centrarlo solo en este tipo de dispositivos.

Esta noticia limita el uso de Android Things a los OEMs (fabricantes de equipos originales) que creen pantallas y altavoces inteligentes con fines comerciales. Por esta razón, el soporte para sistemas basados en NXP, Qualcomm y MediaTek dejará de estar disponible en la plataforma pública para desarrolladores.

Android Things se centrará solo en pantallas y altavoces inteligentes. Android Things

Esta es una gran noticia para los OEMs, que lo tendrán mucho más fácil para desarrollar altavoces y pantallas inteligentes que cuenten con Google Assistant. Sin embargo, no lo es tanto para Google, que se ve obligada a ir cerrando el círculo de un proyecto con el quizás quiso abarcar demasiado.

Según aclara la compañía, Android Things sigue siendo una plataforma para experimentar y crear dispositivos mediante el SDK. Así, los desarrolladores aún podrán utilizar este kit de desarrollo con hardwares populares como el NXP i.MX7D y el Raspberry Pi 3B.

El SDK seguirá estando disponible para esas dos placas a través de la Android Things Console. Los desarrolladores podrán crear nuevos sistemas y actualizaciones de app hasta para 100 dispositivos, pero siempre tendrán que ser sin fines comerciales.

Sigue el interés en el Internet de las cosas

Google comenzó este proyecto para poder avanzar con el Internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés), es decir, la interconexión digital de los objetos físicos. Esto queda más claro cuando conocemos que la compañía afirmó que quería convertir en inteligentes todos los dispositivos que formaban parte de la vida del usuario como, por ejemplo, los del hogar.

Esa idea recibió el nombre de Android Things, un plan que llamaba al trabajo de los desarrolladores para que estos lograsen que los objetos que tenían por casa adquiriesen conectividad. Cabe destacar que este proyecto nació en 2015 con el nombre de Brillo, aunque Google luego optó por denominarlo Android Things.

Era de esperar el éxito de este plan viendo que la gran G cuenta con Home, uno de los altavoces inteligentes para el hogar más reclamados del mercado. Sin embargo, el desarrollo de Android Things no ha sido el deseado y Google ha empezado a recular tres años después de su presentación.

Así es Google Home Mini, el pequeñín de la familia. Pocket Lint

Podríamos decir que Google ha desistido en su interés de progresar con el Internet de las cosas y ahora prefiere centrarse solo en los dos dispositivos que dominan el sector: pantallas y altavoces inteligentes. Pero no, porque la compañía ha querido dejar bien claro que sigue dedicada a ofrecer una plataforma para dispositivos IoT.

Google ha explicado que aquellos desarrolladores que quieran crear productos con fines comerciales deben consultar Cloud IoT Core para conocer la conectividad segura del dispositivo y Cloud IoT Edge para un conjunto de servicios de computación. Para más información sobre las aplicaciones de aprendizaje automático, deben permanecer atentos los detalles que salgan de las placas de desarrollo Edge TPU.

Mientras, Google sigue plenamente centrada en su Assistant Connect, de lo que ya pudimos conocer un adelante durante el CES de Las Vegas y con muchos papeles de convertirse en unos de los grandes protagonistas de la conferencia para desarrolladores I/O 2019.