Honda ha tomado una dura decisión que nos pone en una complicada posición: toca despedirse de Asimo. Este es uno de los robots más populares de la última década, y podrás recordarlo como la máquina que saludó a los Reyes de España, que jugó al fútbol con Barack Obama o que conoció a Angela Merkel.

No es ninguna sorpresa ver las capacidades de Asimo si tenemos en cuenta que ya hay robots humanoides que no solo pueden hablar, sino también bailar. El robot de Honda era un ejemplo claro de las múltiples capacidades que pueden tener estas máquinas, aunque la compañía ha finalizado su producción de repente.

¿Qué ha llevado a Honda a tomar a esta decisión? Es posible que sea consciente del increíble potencial que tienen los robots de Boston Dynamics, que aún siguen sorprendiendo, y haya optado por dedicarse a otro tipo de máquinas. A continuación, todos los detalles de la despedida del célebre Asimo.

Buen viaje, Asimo, ha sido un placer

Asimo ha sido un auténtico icono de la tecnología japonesa. Como explican desde Público, Honda comenzó con la investigación de este robot en 1986, pero no lo presentó ante la sociedad hasta 2000. Podríamos decir que Asimo se despide de todos nosotros con 32 años de vida, siendo todo un adulto.

Esa edad ha sido suficiente para que Honda diese un paso enorme en la robótica y demostrase que no tiene nada que envidiar a otras compañías. Durante estos años, Asimo ha aprendido a comunicarse, a andar, mantener el equilibrio e incluso jugar al fútbol, algo que hizo con el mismísimo Obama.

Desde su presentación en el 2000, Asimo se convirtió en uno personaje muy importante en Japón, conociendo a personalidad como los Reyes de España y Angela Merkel. Pero esos logros no ocultaban que la tecnología del robot no avanzaba casi nada y que estaba siendo superado por otros robots.

Asimo nunca llegó a estar a la venta pese a sus buenas características: 1,30 metros de altura, 48 kilos y con una velocidad punta de 9 kilómetros por hora. Esas mismas habilidades han estado presentes durante los últimos 7 años, ya que el robot con aspecto de astronauta ha estado todo este tiempo sin tener nueva versión.

Esta situación demostraba que Honda no estaba trabajando muy duro en mejorar las habilidades de Asimo. El final ya lo sabemos, la despedida del robot está a la vuelta de la esquina. Así lo ha anunciado la agencia japonesa NHK, que afirma que Honda no seguirá desarrollando en el proyecto.

Honda seguirá trabajando en la robótica, pero se centrará en el sector sanitario

La verdad es que desde la compañía no han querido confirmar nada aún. "Asimo es nuestra gran propiedad y gran héroe, no vamos a decidir sobre un asunto tan importante tan fácilmente", ha afirmado un portavoz, que ha hecho hincapié en la difícil decisión que tiene que tomar Honda.

Ese portavoz no ha llegado a desmentir la noticia publicada por NHK, por lo que toca asumir que Asimo tiene los días contados como robot estrella de Honda. Por el momento, el equipo de investigación centrado en Asimo sigue existiendo, ¿seguirá dedicándose a él o tiene nuevos planes?

Honda, a por un nuevo objetivo

El abandono de Honda al proyecto de Asimo no significa que la compañía rechace continuar en el mundo de la robótica. Todo lo contrario, parece que la empresa japonesa tiene más ganas que nunca por revolucionar completamente el sector.

Pero Honda quiere tomarse las cosas con calma y centrarse en un único ámbito para trabajar mejor. Así lo explica Nikkei, que afirma que Honda quiere continuar con la tecnología implantada en Asimo mediante nuevos robots con aplicaciones sanitarias.

Por el momento, ya está confirmado que Honda está trabajando en una nueva máquina que aprovechará las técnicas de caminar de Asimo para trabajar la terapia física. Ese dispositivo podrá mover las piernas de personas ancianas o discapacitadas para ayudarles a andar.

Honda ha puesto fin a la producción de Asimo, uno de sus robots más populares. TechCrunch

Ya hablamos sobre la amenaza de los robots con cambiar el mundo de la enfermería, y el objetivo de Honda lo reafirma. Según avanzan desde Gestión, la compañía estaría pensando en trabajar en robots asistentes sanitarios que ayuden a pacientes que lo necesiten, sustituyendo así la labor de los profesionales.

Honda publicó el pasado año su plan de trabajo hasta 2030, en el que se veía su intención de dedicarse a la energía, la movilidad y la robótica. Parece que este último objetivo será función del equipo R&D Center X, el mismo que ha trabajado hasta hace poco en Asimo.

No hay confirmación aún de que Honda haya abandonado al 100% el desarrollo de uno de los robots más famosos de la última época, pero parece bastante probable. Hora de despedirse de Asimo y dar la bienvenida a los nuevos proyectos de Honda.