Las redes sociales en la India van a encontrar pronto una barrera impuesta por el gobierno del país. Algunas de estas plataformas, como Facebook o WhatsApp, no tienen la mejor presencia posible en el territorio, ya que se han convertido en vías de difusión de noticias falsas que provocaron incluso la muerte de 20 personas en 2 meses.

El gobierno indio ha preparado una serie de medidas para evitar la desinformación y las noticias falsas en las redes sociales. Una de ellas ha llamado especialmente la atención: la obligación a las plataformas a controlar activamente el contenido, teniendo incluso que borrar aquel considerado como "ilegal".

Nuevas directrices para Internet en la India

Las próximas elecciones generales en la India cada vez están más cercas y el gobierno quiere llegar a ellas con algunos cambios ya establecidos. La medida más destacada en este plan es la que contiene nuevas directrices sobre la presencia de Internet en el país.

Tal y como informa The Verge, las reglas propuestas por las autoridades modificarían la Sección 79 de la Ley de TI para obligar a las plataformas sociales como Facebook o Twitter a censurar toda publicación que el gobierno considere ilegal.

La publicación de estas propuestas ha provocado que muchas voces hablen ya de futura censura en la India, ya que desaparecía de las redes todo el contenido que los dirigentes dictasen. En concreto, se trataría de información que pudiese afectar a "la soberanía e integridad de la India".

India quiere obligar a las redes sociales a eliminar contenido ilegal antes de 24 horas. The New York Times

Las redes sociales no tendrían que cumplir solo con la orden de deshacerse del contenido ilegal, sino que también deberían hacerlo en menos de 24 horas desde el aviso de las autoridades. Si estas normas son aprobadas, las plataformas deberían eliminar inmediatamente todo el contenido que no las respeta.

Según la propuesta planteada, todas aquellas publicaciones que muestren "discursos de odio contra ciertos grupos protegidos, difamación, abuso infantil y descripciones de violaciones" no tendrían cabida en Internet. Además, las plataformas afectadas tendrían que recordar a los usuarios sus políticas de privacidad cada mes.

Plataformas sociales como Facebook ya han reaccionado ante la posible llegada de estas normas

Otro de los puntos clave de la enmienda es la cláusula de descifrado, que acabaría con el cifrado de extremo a extremo tan importante para respetar la privacidad de las conversaciones. Si esto no fuera poco, las compañías deberían preservar toda la información durante 180 días en caso de que se diera una investigación.

Como puedes comprobar con los detalles anteriores, las nuevas directrices para Internet en la India podrían convertirse en la herramienta perfecta para que el gobierno censurase cierto tipo de contenido y controlase la comunicación entre todos sus ciudadanos.

Las redes sociales se levantan ante la censura india

La noticia de los planes del gobierno indio ha desembocado en la creación de un grupo de presión integrado por las plataformas afectadas, entre las que se encuentra Facebook. Como informa Reuters, la propuesta está abierta a objeciones hasta el 31 de enero. A partir de esa fecha, las medidas serán adoptadas como ley, con o sin cambios.

Como aún quedan unos días antes de esa fecha límite, las plataformas sociales están trabajando a contrarreloj con abogados expertos para desarrollar las objeciones que quieren presentar ante el Ministerio de Tecnologías de la Información de la India.

Estas compañías no han tardado en manifestarse públicamente en contra de la propuesta. Internet Mozilla Corp la ha calificado como una solución "contundente y desproporcionada" contra el contenido dañino en la red, que conllevaría un peligro enorme de censura.

India prepara unas nuevas leyes para Internet que afectaría directamente a las plataformas sociales. SATiiTV

Las fuentes de información de Reuters, procedentes de esas grandes compañías, defienden que las medidas pondrían en riesgo la privacidad de los usuarios y obligarían a los afectados a aumentar el dinero invertido en herramientas para monitorizar el contenido.

Mientras que Facebook y Twitter aún no han comentado nada al respecto, desde Twitter han explicado que prefieren trabajar directamente con el ministerio indio al cargo sobre las reglas propuestas.

Finalmente, destacan las palabras de Gopalakrishnan S., secretaria adjunta del Ministerio de TI: "Este no es un esfuerzo para frenar la libertad de expresión o (imponer) la censura". Mientras el gobierno indio se defiende de las acusaciones y excusa las medidas propuestas, las plataformas sociales preparan a contrarreloj la respuesta que puede salvarles de la nueva ley para Internet en la India.