Apenas existen distancias entre universo de los cómics y el mundo del séptimo arte en la actualidad. Es verdad que el primero de estos universos resulta tan amplio y se puede considerar un arte tan noble como la escultura o la creación musical, pero el mundo del cine ha visto la oportunidad de recrear sus escenarios y lo ha logrado de una manera perfectamente adaptada a todos los públicos. Si quieres conocer cómo puedes crear tus propias historias dibujadas, permanece muy atento al artículo.

Del fotograma a la tinta digital

Desde la Universidad de Tecnología de Warsaw, en Polonia, nos llega un proyecto creado por alumnos de la misma, que propone transformar fragmentos, o escenas, de vídeos a la disposición clásica de las viñetas de los tebeos. En la página web donde se documenta el proyecto podemos leer que los responsables del mismo han utilizado un algoritmo denominado Generative Adversarial Network, abreviado como GAN, y que utiliza la inteligencia artificial para crear ese efecto cómic tan interesante.

Cómic creado con la aplicación web. Comixify
Dos pasos permiten la curiosa transformación

El proceso se compone de dos partes diferenciadas. Por una parte, el algoritmo se encarga de seleccionar los fotogramas más relevantes del vídeo que ha sido seleccionado, mientras que, después, estos fotogramas son convertidos a un formato que imita al dibujo característico de los cómics. Lo mejor de todo es que tú mismo puedes probarlo, a través de la página web del proyecto, llamada Comixify. De la misma manera que yo he conseguido obtener un cómic de un fragmento de The Matrix, tu puedes crear el tuyo propio.

El proceso es realmente sencillo

Una vez accedas a la página web en cuestión, debes llegar a un rectángulo conformado por una línea discontinua, donde podrás arrastrar el vídeo que prefieras. Si te apetece probar con un vídeo de YouTube, podrás copiar la dirección del mismo en el recuadro inferior. Después, tan sólo tienes que presionar el botón RUN y la magia se manifestará ante tus ojos en unos segundos. Nunca había sido tan fácil crear cómics de tus películas favoritas.