Facebook es la red social con más millones de usuarios. Realmente, la cifra llega a ser inimaginable, ya que la plataforma de Mark Zuckerberg alcanzó en verano los 2.000 millones de usuarios, según reportó 20 Minutos. Como pensarás, esta base de clientes hace que la relación entre Facebook y los anunciantes sea realmente importante.

La publicidad se ha convertido en una fuente de ingresos vital para las compañías tecnológicas. Para comprobarlo, solo hace falta revisar un par de noticias publicadas en Xombit: Google dejará de cotillear tu correo para personalizar anuncios y Facebook Messenger contará con anuncios en la pantalla de inicio. La publicidad es fundamental, y las empresas no dudan en utilizar tus datos personales para beneficiarse.

Un solo "Like" puede ser clave para las empresas anunciantes

Ahora surge una pregunta clara: ¿Cuánto vale tu información privada para estas compañías? El poder que tienen sobre nosotros, los usuarios, nos lleva en ocasiones a pensar que Facebook nos espía (sin razón). El nivel no alcanza el espionaje, pero sí es preocupante cómo usan tus datos personales.

El dinero mueve el mundo y, por ello, estas compañías no vacilan al fortalecer su relación con los anunciantes cediendo información privada. Pero no creas que se trata siempre de datos como tu dirección o tu nombre, ya que detalles como un simple "Like" son importantes para la publicidad.

Un "me gusta" como parte de un rompecabezas

De esta forma plantean desde AETecno la validez de un "like". Tu Facebook es una auténtica formación comercial y psicológica que vas completando a medida que interaccionas con las publicaciones.

Si seleccionas un "me gusta" o "me encanta" al encontrar publicaciones publicitarias en la red social, los anunciantes ya saben más información de ti. Puede que en ese momento no te decantes por comprar el producto, pero para el futuro pueden acercarse a tus pretensiones con nuevos anuncios de artículos similares a los que tú ya has mostrado interés.

Facebook se ha convertido en una gran fuente de dinero para los anunciantes. Business Insider

La creación de tu perfil comercial en Facebook permite a las empresas que se anuncian perfeccionar el plan publicitario para cada usuario. Al crear unos anuncios más adecuados, los anunciantes pueden conseguir que tú pinches en los mismos o muestres más interés hacia ellos.

Este marketing inteligente es muy rentable para Facebook, por la parte económica de la que se benefician, pero también para las compañías que se publicitan, ya que las campañas adaptadas a un perfil concreto aumentan los clics un 40%, mientras que las ventas pueden llegar a aumentar un 50%.

Los "me gusta" que has seleccionado al ver la impresionante PlayStation 4, el "me encanta" mostrado hacia ese viaje a unas islas paradisíacas que parece tan prometedor o cualquier otro tipo de interacción positiva con publicaciones son pequeñas piezas que van formando el rompecabezas que supone tu perfil.

Facebook sabe más de ti que tú mismo

Todos los datos que tú vas dejando durante tu paso por Internet son procesados y dan paso luego a lo conocido como "big data". En este tema es experto Martin Hilbert, profesor de la Universidad de California y asesor tecnológico de la Biblioteca del Congreso que ha concedido una entrevista muy reveladora al diario El Mundo.

Tu personalidad puede ser definida solo utilizando varios "Likes para ello

Al ser preguntado sobre la previsibilidad del hombre, Hilbert respondió haciendo alusión a Facebook y los "likes". En la respuesta, defiende que se puede utilizar la red social para hacer psicología desde el momento que se entiende la importante relación entre un perfil psicológico y los "me gusta", algo a lo que ya hemos aludido anteriormente.

Según el experto en tecnología, tan solo 150 "likes" son suficientes para que el sistema detecte tu personalidad y, con 200, este te conocerá más que tu pareja. Finalmente, si subimos la cifra a 250 "likes", el sistema sabrá más de ti que tú mismo.

Puede que algunos de los aspectos de tu personalidad aún no hayan sido reconocidos por ti, pero el algoritmo de aprendizaje automatizado del que habla Martin Hilbert sí los conoce. Toda esta información es fascinante y permite comprobar cómo la publicidad puede ser tan cercana a nuestros intereses.

Un solo "me gusta" basta para saber tu personalidad

Todo lo explicado en líneas anteriores se ha confirmado gracias al estudio realizado por científicos estadounidenses y británicos, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. Tras una investigación en la que han participado casi 4 millones de personas, estos expertos han podido sacar conclusiones muy claras, y bastante deprimentes.

Los anunciantes saben más de ti de lo que imaginas con un solo Like. Taylor Digital

Los responsables de este estudio explican en el mismo que un solo "Like" es suficiente para determinar el tipo de personalidad de un posible comprador y etiquetarlo correctamente. Esto permite que los anunciantes creen anuncios personalizados tan exactos que aumentan hasta las cifras de ventas.

El uso que las empresas publicitarias hacen de nuestros datos debe ponernos en aviso y aumentar el interés por proteger nuestra privacidad. Así lo afirman los propios investigadores, entre los que destacamos a Sandra Matz y sus palabras a The Guardian:

Si la gente está preocupada por la forma en que avanza la tecnología, hay muchas pequeñas acciones que pueden tomar para reducir la cantidad de datos que se recopilan sobre ellos y para evitar apoyar las prácticas y las compañías que podrían considerarse perjudiciales para la sociedad.

Cualquier dato que vamos dejando al navegar, nuestra huella digital, es fundamental para los anunciantes. El más simple detalle les permite reforzar la interacción que tienen contigo y llegar de forma más directa, bombardearte con anuncios que te interesan.

De esta forma, toda la información anterior nos ha permitido llegar a una conclusión: cada "Like" sirve para crear un perfil de cada usuario, dando lugar a millones de euros de ingresos gracias a la precisión con la que se pueden realizar las campañas publicitarias.