Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, quiere reforzar la imagen del sistema operativo Android en Estados Unidos. Para conseguirlo, ha tomado una decisión que afecta directamente a todos los ejecutivos de su compañía. Ha llegado la hora de que estos se despidan de iOS y se pasen al proyecto de Google.

De esta forma, Facebook entra directamente en la guerra Android-iOS, optando por apoyar a la segunda opción. Tim Cook podría tener mucho que ver en esta decisión, ya que sus palabras contra la compañía de Zuckerberg no fueron muy bien recibidas por el CEO.

Zuckerberg ordena el uso de Android

The New York Times ha informado que el CEO de Facebook ha pedido a todos los ejecutivos de su equipo que se pasen a Android, el sistema operativo con más usuarios del mundo. Esa, supuestamente, habría sido la excusa puesta por Zuckerberg para dar tal orden, aunque detrás podría encontrarse Tim Cook.

Todos sabemos que Facebook no es el mejor ejemplo de transparencia y privacidad en el mundo de las redes sociales. El caso Cambridge Analytica destapó que los datos de alrededor de 90 millones de usuarios de la plataforma habían quedado al descubierto sin que Facebook los protegiese, obligando a Zuckerberg a declarar ante el Senado de Estados Unidos.

Ese enorme fallo de seguridad de la compañía se convirtió rápidamente en un escándalo mundial que llegó hasta Apple. Durante una entrevista con Recode, Tim Cook fue preguntado sobre qué haría si estuviera en la misma situación que Mark Zuckerberg. Con una respuesta cortante, el CEO de Apple aseguró que él nunca se encontraría en la misma posición.

Mark Zuckerberg quiere que todos los ejecutivos de Facebook utilicen móviles Android. Business Insider

"No vamos a comerciar con tu vida personal", afirmó con rotundidad Cook, acusando de forma directa a Facebook de beneficiarse de los datos privados de sus usuarios para aumentar ingresos. Como podrás imaginar, estas palabras no sentaron nada bien al fundador de Facebook, que las tachó de "simplistas".

"Creo que es importante que no tengamos el síndrome de Estocolmo y permitamos que las compañías que trabajan arduamente para cobrarte más te convenzan de que realmente se preocupan más por ti. Porque eso me parece ridículo", respondió Zuckerberg, devolviendo las críticas a Apple.

Otras compañías como Snap también recomendaron a sus usuarios pasarse a Android

Sus palabras no se quedaron ahí y se convirtieron en hechos, como vemos ahora con la información de The New York Times. En un supuesto acto de venganza, Zuckerberg habría ordenado a los ejecutivos de la compañía que dirige que se pasasen inmediatamente a móviles Android.

Es totalmente razonable si tenemos en cuenta que Android es el sistema operativo predominante en Europa, Sudamérica, el sur de Asia y zonas de Oriente Medio. Si estos trabajadores de Facebook tratan con Android cada día, es más probable que sepan crear proyectos más adecuados para dicho sistema operativo.

No es la primera vez que vemos que una compañía recomienda a sus trabajadores el uso de un sistema en concreto. Snap también instó a los suyos a utilizar Android, un cambio que repercutiría a la hora de pensar en la experiencia del usuario y en el desarrollo de aplicaciones.

Los otros frentes abiertos del CEO de Facebook

Los problemas se acumulan para el líder de una red social que, como decíamos, no destaca por la privacidad y la seguridad de sus usuarios. Estos fallos en cuestión le han traído más de un problema legal a Mark Zuckerberg, que ya ha declarado incluso ante el Senado de Estados Unidos.

El deseo de los políticos estadounidenses de escuchar las razones del CEO de Facebook ha sido imitado por los miembros de los Parlamentos de Canadá y Reino Unido. Así es, ambos países pidieron a Zuckerberg una comparecencia para que explicase qué pasaba con la desinformación en la red social.

Los solicitantes han tenido que esperar varias semanas para conocer la respuesta del empresario, que se ha hecho esperar hasta este miércoles 14 de noviembre. Desgraciadamente, parece que los parlamentarios británicos y canadienses tendrán que esperar si quieren recibir la visita del fundador en sus propias sedes.

Zuckerberg ha asegurado que no podrá asistir a la audiencia sobre desinformación organizada por UK y Canadá. Reuters

La presión realizada por estos países contra Facebook se vio reforzada tras la unión de Australia, Argentina e Irlanda al grupo. Sin embargo, esto no ha sido suficiente para lograr que Zuckerberg acuda a una conferencia histórica al tratarse de la primera que se realiza de forma conjunta entre parlamentos de diferentes países.

Según informa Associated Press, Zuckerberg ha rechazado la petición alegando que no le es posible asistir a dicho evento, aunque esto signifique no responder a las preguntas de unos parlamentarios que representan a 170 millones de usuarios de UK, Canadá, Australia, Irlanda y Argentina.

Esta decisión no ha sentado nada bien a Damian Collins, Presidente del Comité de Digital, Cultura, Medios y Deporte del Reino Unido, que ha declarado que se siente "enormemente decepcionado". Al otro lado del charco se mantiene indiferente Mark Zuckerberg, que ya ha dejado claro que no tiene tiempo para sentarse delante de todos los Parlamentos del mundo.