La semana es tan larga y tenemos tan poco tiempo para contaros todas las novedades que van sucediéndose, que hoy te traigo una selección, por partida triple, de distintas informaciones curiosas. Quizás no tenían la profundidad suficiente para un artículo destacado, pero creedme cuando os digo que váis a salir de leer este artículo con muchas cosas que contar a amigos y familiares. Además, ya sabéis que nunca te acostarás sin saber una cosa más. Viva el refranero popular.

Los misiles ya no utilizan floppy disks

Parece ser, según la información que hemos podido obtener del medio de comunicación Engadget, que el estamento militar de Estados Unidos ha estado utilizado los anticuados floppy disks, esos discos flexibles que utilizábamos en el colegio a principios de los años 90, para realizar distintos tipos de comunicaciones. ¿La razón? Estos discos, debido a que fueron introducidos en una época bastante anterior a la aparición de internet, eran imposibles de ser rastreados, ya que no incluían ningún tipo de dirección IP. Sin embargo, a finales de la segunda década del siglo XXI, parece que pasarán a mejor vida.

Imagen de uno de los floppy disks utilizados por el ejército de Estados Unidos. Engadget
IBM suministra los equipos desde hace décadas al gobierno de Estados Unidos

La información asegura que hace varios años se comenzaron a sustituir los equipos IBM del ejército, aunque aún no se ha desvelado si el proceso de sustitución ha finalizado en la época actual. De todas maneras, a pesar de la seguridad de los sistemas casi analógicos, iba siendo hora de actualizarse, aunque haya armas nucleares de por medio.

Rosario digital desde el mismo Vaticano

En otro orden de cosas, aunque también bastante curiosas, parece que la era digital también ha llegado al reino divino. En la información que hemos podido consultar en el medio de comunicación The Verge, hemos conocido la existencia de Clicktopray eRosary, un dispositivo que permite al fiel creyente, además de realizar un seguimiento de su actividad física, poder estar al corriente de los correspondientes rezos.

Rezar ya es una característica más de los wearable del siglo XXI

Este dispositivo te puede parecer una ridiculez o una broma, pero es un producto real, tal y como puedes comprobar en la página web de Acer, que es la empresa que fabrica y distribuye el rosario digital. Imagino que no habrá demasiadas personas en el mundo que, de querer adquirir un wearable, opten por la opción más católica de todas, pero sobre gustos no hay nada escrito. Si el Vaticano quiere ponerse al día en la tecnología más actual, va por el buen camino.

El café sin café es tecnología molecular

Por último, para cerrar la semana tecnológica, te comento una de las noticias que más curiosidad a despertado en mí. La empresa Atomo! quiere revolucionar el mundo barista, de la misma manera que lo está intentando, por ejemplo, las empresas que intentan emular carne a base de componentes veganos. En definitiva, la idea que se esconde detrás de la creación de esta compañía es poder tomarte un café, sin la necesidad de introducir el café en la taza. A pesar de que suene bastante extraño, los integrantes del proyecto ya tienen sus primeras muestras, tal y como puedes ver en el vídeo que te dejo bajo estas líneas.

La ciencia puede descomponer y volver a fabricar la esencia del café

La explicación, a pesar de que sea realmente sencilla, es intentar descomponer aquello que obtenemos en un taza de café. Los cinco componentes básicos del café serían el aroma, el cuerpo, el sabor, el color y la cafeina. La composición química del propio grano de café ha permitido que, en un futuro no demasiado lejano, esta franquicia pueda servir tazas de este líquido fundamental para nuestra supervivencia matutina. Un café sin café, por favor.