Es obvio que cuando un concepto llega al mundo tecnológico, sus primeros prototipos distan mucho de ser terminales perfectos. Ha sido durante el actual IFA, la feria tecnológica que se celebra en Alemania, cuando la empresa Nubia, filial de la compañía china ZTE, ha presentado un dispositivo que pretende unificar la telefonía móvil y los relojes inteligentes.

La innovación no es una palabra

Después de leer distintos artículos y navegar por YouTube en busca de vídeos con las primeras impresiones de este dispositivo, no me queda ninguna duda que lo que ha presentado Nubia en este IFA dista mucho de ser algo innovador. Un concepto de reloj inteligente que pretende ser un teléfono móvil, pero queda lejos de acercarse a ello.

A pesar de lo que afirme Nubia, esto no es un smartphone

Ni tan siquiera el vídeo de presentación del producto te hace dudar un segundo sobre lo que estamos viendo. Es un wearable. Punto. Además, ninguno de los canales y personas que han tenido la ocasión de ver de cerca el producto han podido probar ni jugar entre sus distintas funciones. Se sabe que utiliza Android como sistema operativo, aunque los responsables de la empresa no han especificado en qué versión.

Únicamente dudas

Por si esto fuera poco, tampoco se conocen las características técnicas del dispositivo y parece ser, según la información que hemos podido obtener del medio de comunicación The Verge, que aún no hay aplicaciones adaptadas a esa extraña pantalla, que presume de flexibilidad. De hecho, Nubia pretende poner en el mercado este dispositivo antes de que acabe el año. Suena raro sin haber explicado ningún detalle del mismo.

Si fuese un prototipo podría ser más benevolente, pero como producto me resulta poco prometedor

Sea como sea, parece ser que la compañía china ha mostrado en el IFA su manera de construir pantallas flexibles y ha disfrazado el resto de elementos como un nuevo tipo de dispositivo. Desde luego, en cuanto a estética y usabilidad no recordaremos al Nubia Alpha más allá de estos días en que ha sido mostrado a los medios de comunicación tecnológicos en Berlin.