Quizás estoy equivocado en mi siguiente planteamiento, pero creo no faltar a la verdad cuando afirmo que, en multitud de ocasiones y sobre todo cuando existen acontecimientos que involucran a miembros de la familia real y políticos en altos cargos, la policía, y por extensión la mayoría de cuerpos de seguridad del estado, utilizan ciertos dispositivos que inhiben frecuencias, para evitar ataques terroristas, y que, a su vez, impiden que ciertos dispositivos, como pueden ser las llaves electrónicas de los coches, funcionen. En este caso, únicamente hizo falta un vecino con inventiva.

Un sótano, Ohio y un misterio resuelto

Desde hace más de un mes, un extraño acontecimiento ha sacudido a los habitantes de distintos barrios de North Olmsted, una ciudad perteneciente al estado de Ohio. Muchas personas aseguraban que, no de manera continuada, los mandos de sus garajes y las llaves de sus coches dejaban de funcionar. Tanto la policía como distintas empresas dedicadas a la reparación de aparatos eléctricos se pusieron manos a la obra para desentrañar el misterio. Todo ha sido resuelto y el origen no ha podido ser más inocente.

Las llaves de coche dejaron de funcionar de manera repentina. Lifewire
El asunto ha sido zanjado gracias a la actuación coordinada de policía, ayuntamiento y empresas de electrónica

Un vecino del barrio, del que desconocemos su nombre, ha sido el causante de la situación, según la información que hemos podido obtener del medio de comunicación Daily Mail. Resulta que esta persona, que según un concejal de la localidad tiene necesidades especiales, había ideado un sistema para avisar si había movimiento en su casa, mientras trabajaba en su sótano. Este invento fue el que estaba bloqueando las señales de los aparatos de los vecinos, con lo que se deshabilitó y la paz, por fin, volvió a los hogares de North Olmsted.