El martes por la noche – horario español – Mark Zuckerberg vivió uno de los episodios más amargos de su exitosa vida. Hablamos de su comparecencia ante el senado de Estados Unidos por el escándalo de Cambridge Analytica que ha puesto encima de la mesa el problema de la privacidad de los usuarios en internet, la cantidad de datos personales vertidos y su uso posterior por parte de terceros.

La declaración de "Zuck" constituyó una fuente inagotable de memes por su evidente incomodidad, pero también quedó claro que nos vendió la mejor cara de un Facebook capaz de cualquier cosa con tal de crecer. Recuérdalo: para Facebook vale todo con tal de crecer.

Y es que la exposición de Zuckerberg satisfizo a muy pocos, si bien incluso en el New York Times le han dedicado un interesantísimo artículo a matizar las inexactitudes y vaguedades encontradas en sus declaraciones.

Nadie sabe más que Mark Zuckerberg de las prácticas de Facebook y como máximo responsable de la plataforma, se espera al menos que vaya más allá de las disculpas, tomando medidas pero también siendo claro con la magnitud y alcance del problema.

Aunque os hemos resumido las 10 claves de su comparecencia, este fragmento de su declaración que ha traducido OhMyGeek es el mejor resumen de todo:

Podrías pensar "vaya jeta tiene Mark Zuckerberg", pero te estarías quedando en la superficie del problema. Estos 26 segundos de vídeo son una píldora envenenada que esconde mucho más: Mark Zuckerberg no dice en qué se hospedó los días previos. Tampoco aclara con quién habló la noche anterior. ¿Por qué no lo hace? Muy sencillo, porque no le da la gana.

Entonces, ¿por qué comparte tus contactos? ¿por qué comercializa tus estados en los que dices que te escapas un finde de relax a Mallorca? ¿por qué vende tus fotos mostrando dónde te has ido de vacaciones? La respuesta es muy fácil también: porque has aceptado las condiciones de uso de Facebook, y lo has hecho sin leerlas. Y no es la primera vez que lo haces, de hecho es tu modus operandi.

Necesitamos expertos en nuevas tecnologías en los gobiernos. Corporate Compliance Insight

¿Quién vela por la privacidad y la seguridad de los usuarios?

No te culpes, al fin y al cabo solo eres un usuario medio más, como lo soy yo misma. No tienes por qué saberlo todo. Para eso imaginas que habrá expertos velando por tu seguridad y privacidad en el gobierno para evitar injusticias e irregularidades, del mismo modo que se han redactado leyes que dicen que no puedes coger el coche si superas los 0,5 gramos por litro en sangre. Es obvio: detrás de la legislación vial hay expertos en salud y en tráfico.

Hay abusos porque no existen leyes actualizadas ni expertos legislando

¿Pasa lo mismo con la tecnología? No hay más que echar un ojo al senado de Estados Unidos para ver que aunque se lo han preparado y tendrán Facebook, probablemente no sepan cómo configurar las opciones de seguridad. Quizás ni siquiera sepan usar WhatsApp Web. O lo que es una cookie. Y ya no les preguntes sobre si saben usar Snapchat.

Tampoco es algo exclusivo de USA, en España podemos encontrar lo mismo cuando la Agencia Tributaria intenta poner coto a las criptomonedas, pero si te acercas a Hacienda a preguntar sobre cómo afectarán tus inversiones en Bitcoin, unos te dirán una cosa y otros, otra. Y no me tengo que ir tan lejos: como editora en varios blogs he tenido problemas con Hacienda a pesar de haber acudido varias veces a pedir asesoramiento.

No hay uniformidad de criterio simple y llanamente porque ni los legisladores ni las personas encargadas de aplicar la ley son expertos en ello. La privacidad no es un tema baladí y ya hemos visto que incluso se puede inducir al voto con éxito, pero no será el único desafío.

Elon Musk lleva tiempo advirtiendo de los riesgos de la Inteligencia Artificial y llamando la atención sobre la necesidad de legislar y es una voz más que autorizada para ello. No, borrarte Facebook no es la solución, solo un mal parche temporal que te va a proporcionar tanta insatisfacción como dejártelo y que usen tus datos.