No hace mucho tiempo, quizás algunas décadas atrás, existía toda una corriente de novelas y películas de ciencia ficción que aludían a un futuro apocalíptico. Quizás, en ciertos aspectos de nuestro presente, ya se estén presentando algunos síntomas de lo que podría ser el final de una era. Sin embargo, aquellas máquinas que iban a destruirnos, parece ser que están más cerca de ayudarnos a entender enfermedades tan mortales como el cáncer.

Patólogos cibernéticos

Seguramente, como es mi caso hasta que empecé a escribir este artículo, tú tampoco sepas exactamente qué es un patólogo y cuál es su labor. Quiero explicarte este término antes de seguir con el artículo, porque creo que resulta necesario para comprenderlo mejor. Los patólogos, tal y como indican en la página web de la Sociedad Española de Anatomía Patológica, son las personas que estudian la estructura de las células para tratar de buscar una explicación a cada una de las enfermedades del ser humano.

Google tiene su propio equipo de investigación

El día 16 de marzo de 2018, en una charla en la Reunión Anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer, un grupo de expertos e investigadores de Google expusieron un trabajo titulado Un Microscopio de Realidad Aumentada para la Detección del Cáncer de Manera Automatizada y en Tiempo Real, el cual puede ser consultado a través del siguiente enlace. Si quieres te paso a resumir los puntos más interesantes de este pionero proyecto científico y médico.

Un microscopio con realidad aumentada puede ser el futuro de la medicina. Google Research Blog
Ver enfermedades en tiempo real sería algo rompedor

Gracias a la información proporcionada por el blog de investigación de Google, sabemos que el proyecto se centra en la construcción de una plataforma alrededor de un prototipo de Microscopio de Realidad Aumentada, cuyas siglas en inglés serían ARM. Esta plataforma dotaría de una nueva herramienta a los patólogos que quieran utilizarla, para la detección en tiempo real y de manera visual del cáncer. ¿Cómo es posible?

La plataforma utiliza microscopios de luz ligeramente modificados que revisan imágenes celulares en tiempo real. A su vez, y gracias al famoso machine learning, dichas imágenes son analizadas y los resultados se incorporan al algoritmo de la plataforma. Una de las grandes ventajas de esta plataforma es que puede ser alimentada con información de otros microscopios, de hospitales y clínicas de todo el mundo, con una simple actualización de componentes, realmente barata.

La realidad aumentada cobra mayor valor con esta plataforma

El funcionamiento es similar a cualquier aplicación de realidad aumentada que podemos encontrar hoy en día en multitud de plataformas de dispositivos móviles. Cuando el investigador acerca su ojo a la lente del microscopio, si existen motivos para ello, una proyección digital aparecerá junto al tejido real que se está analizando. La característica más importante, para quienes viven en los laboratorios, radica en la posibilidad de que la imagen superpuesta se actualiza a medida que el investigador se mueve entre la muestra.

De momento, esas imágenes, que irían apareciendo por arte de magia, serían muy variadas. Podríamos encontrar texto, flechas, contornos, mapas de calor o, incluso, animaciones. Además, el sistema de aprendizaje no se detendría en la simple identificación de las posibles áreas cancerígenas, sino que también podría establecer otros parámetros en torno a cantidades o clasificaciones.

El futuro de la detección del cáncer

Sin duda estamos en las puertas de una época revolucionaria para la medicina. Las posibilidades de la realidad aumentada en la tecnología móvil ya son para alucinar. Sin embargo, en un área tan imprescindible como la que tiene relación con el cuerpo humano, esta nueva realidad cumple un fantástico propósito: mejorar la lucha contra una de las enfermedades más graves que nos azotan.

Desde el blog de investigación de Google aluden a la necesidad de seguir explorando esta plataforma junto con el machine learning para conseguir mejorar las vidas de muchas personas. En palabras textuales del artículo:

Creemos que el ARM tiene el potencial para tener un impacto en la salud global, particularmente en aquellas enfermedades infecciosas, incluyendo la tuberculosis y la malaria, en los países en vías de desarrollo.