Que Bixby, el asistente virtual de Samsung, está a años luz de los grandes del sector como Google Assistant, Alexa, Siri o Cortana, es sabido por la comunidad tecnológica. Samsung intenta dotarle de las principales características de sus competidores, pero la realidad es que este asistente aún no es utilizado por los usuarios de la compañía surcoreana, como es mi propio caso. Sin embargo, parece que esta semana podrían llegar buenas noticias para quienes disfrutamos de uno de los dispositivos de la firma asiática.

Con la ayuda de los desarrolladores

Los días 7 y 8 de este mes de noviembre, Samsung realizará una serie de eventos para desarrolladores en la ciudad de San Francisco, tal y como indican en su página web. Entre otros muchos temas que irán siendo mostrados, la compañía asiática podría presentar una de las sorpresas de final de año, con la apertura de su asistente virtual para que los desarrolladores aprovechen todo su potencial. En información que hemos podido obtener del medio de comunicación Gadgets360, Samsung querría entrar de lleno en la guerra de asistentes virtuales.

Las posibilidades con terceros serían excepcionales

En la actualidad, la mayoría de gigantes tecnológicos disponen de un servicio de asistencia virtual que añade grandes funcionalidades a los dispositivos de los usuarios, simplemente con la introducción de comandos de voz en los mismos. Interactuar de esta manera para llamar a un taxi o pedir comida a domicilio, sería una gran manera de que los usuarios de los dispositivos móviles de Samsung no se las ingeniasen para bloquear el botón que invoca al denostado asistente.

Samsung Galaxy Home podría ser el dispositivo ideal para sacar el máximo partido a Bixby

Muchos medios de comunicación, como es el caso de PhoneArena, creen que este movimiento podría preceder a la llegada del altavoz inteligente de la compañía. Si Bixby no mejora, será muy complicado tener un argumento de venta consistente antes de que el producto aparezca en la tiendas. Veremos qué anuncia Samsung esta semana y si hemos acertado con la teoría de la llegada de terceros a Bixby.