La enorme cantidad de dispositivos tecnológicos que hay en el planeta hace más necesario el reciclaje de los mismos. Las grandes compañías deben impulsar esta actividad, enseñando a los usuarios qué pueden hacer con esos smartphones, tabletas u ordenadores que ya no utilizan.

Samsung se ha sumado a la idea del reciclaje en su producción, aunque ha empezado con un aspecto mínimo: el embalaje. A partir de unos meses, la compañía surcoreana dejará a un lado el dominante plástico para pasarse a los materiales ecológicos en los envoltorios.

Así se preocupa Samsung por el medio ambiente

Una de los fabricantes tecnológicos más importantes del mercado ha decidido dar un paso adelante en la protección del medio ambiente. De esta forma, Samsung ha anunciado que los materiales que conforman el embalaje de sus productos cambiará notablemente durante la primera mitad de 2019.

Hora de decir adiós al plástico que habitualmente envolvía los smartphones o tablets de Samsung para darle la bienvenida a materiales ecológicos que se pueden reciclar sin problemas. Según ha mencionado la firma, algunos de esos materiales serán plásticos o papel reciclados o de base biológica.

En el caso de teléfonos móviles, tabletas y productos portátiles, el plástico de sus envoltorios será reemplazado con modelos de pulpa de celulosa, mientras que las bolsas, también de plástico, pasarán a ser de materiales ecológicos.

Samsung deja el plástico y se pasa a materiales ecológicos para el embalaje. Softpedia News

Los usuarios podrán notar otros cambios en los cargadores de los dispositivos, que dejarán de tener las películas protectoras de plástico en el exterior para tener un acabado completamente mate.

Además, televisores, lavadoras y otros electrodomésticos contarán con bolsas de materiales reciclados y biológicos para proteger su superficie, en vez del plástico. Tal y como ha confirmado Samsung, estas bolsas se fabricarán a partir de desechos plásticos y combustibles fósiles como el almidón o la caña de azúcar.

Apple ha creado un robot especializado en el reciclaje de iPhones

Atendiendo al Consejo de Administración Forestal, el Programme for the Endorsement of Forest Certification Scheme y la Iniciativa de Silvicultura Sostenible para empacado y manuales para 2020, Samsung solo utilizará materiales de fibra certificados por las mismas.

Para cumplir su objetivo de renovar todo el embalaje durante la primera mitad de 2019, la firma de Corea del Sur ha creado un grupo de trabajo en el que se trabaja diseño y desarrollo, compras, marketing y control de calidad para aquellas ideas innovadoras respecto al "packaging".

Gyeong-bin Jeon, director del Centro de Satisfacción del Cliente Global de Samsung, ha acompañado con sus declaraciones el comunicado emitido por Samsung:

Samsung Electronics está tomando medidas para abordar los problemas ambientales de la sociedad, como el agotamiento de los recursos y los desechos plásticos. Estamos comprometidos a reciclar los recursos y minimizar la contaminación proveniente de nuestros productos. Adoptaremos materiales más sostenibles para el medio ambiente, incluso si eso significa un aumento en el costo.

Según los planes de la empresas, todos los embalajes serán de papel certificados por las iniciativas forestales para 2020. Si la implantación de este cambio sigue el debido curso, Samsung empleará 500 toneladas de plástico reciclado y recolectará 7,5 toneladas de productos desechados para 2030.

Samsung no es la única compañía "eco-friendly"

Aunque la noticia dada por Samsung es muy positiva, debemos destacar que otras compañías tecnológicas como Apple también han aumentado sus esfuerzos para proteger el medio ambiente. Entre todas las iniciativas de la compañía de la manzana, llama la atención la presencia de Daisy, el robot dedicado al reciclaje.

Según explicó Apple, Daisy es una muestra del compromiso que la compañía tiene por el planeta mediante la innovación. Tras años de investigación, Apple ha creado un robot que se encarga de desmontar los iPhone y recuperar todos los materiales valiosos que hay en ellos.

Gracias al trabajo realizado, Daisy es capaz de desmontar hasta 200 dispositivos a la hora, clasificando incluso los materiales encontrados de alta calidad para reciclarlos posteriormente. De esta forma, Apple ha conseguido mejorar de forma notable los procesos de reciclaje que empleaba hasta abril de 2018.

Apple ha diseñado el robot Daisy para el reciclaje de sus productos. Newsroom Apple

Viendo el maravilloso trabajo que hace Daisy, entendemos que lo mejor que podemos hacer con esos smartphones de Apple que ya se han quedado obsoletos es reciclarlos. Según datos de la Agencia de Protección del Medio Ambiente, por cada millón de teléfonos que reciclamos, se pueden recuperar 16.000 kilos de cobre, 350 kilos de plata, 34 kilos de oro y 15 kilos de paladio.

Ante los crecientes vertederos de dispositivos tecnológicos, es clave saber cómo reciclar nuestros smartphones, tabletas, etc. Si sumamos el trabajo de los usuarios con los cambios adoptados por las grandes compañías, en poco tiempo podremos lograr un medio ambiente más protegido.