El mercado de los patinetes eléctricos no para de incrementar su cuota de mercado. Desde la llegada del primer modelo creado por Xiaomi, no ha parado de sucederse el mismo fenómeno, su expansión en el ámbito urbano. Siguiendo esta premisa, el mercado de este medio de transporte ha ido agregando nuevos nichos, los cuales sirven para atender diferentes tipos de necesidades.

Siguiendo esta premisa, en la actualidad se puede recurrir a una amplia gama de productos. ¿Hay hueco todavía a una especialización aún más concreta? Algunas marcas están comenzando a cubrir una demanda por parte de un público objetivo que quiere patinetes únicos. Es aquí donde la tecnología de impresión 3D se ha convertido en un referente debido a sus múltiples cualidades.

Scortsman es un patinete eléctrico fabricado en fibra de carbono

Entre los proyectos que más llaman la atención del mercado, cabe destacar la presencia del Scortsman, un patinete eléctrico que está creado sobre una base completa de fibra de carbono. No obstante, lo más llamativo de esta apuesta radica en la utilización de la impresora 3D. Esto, como es lógico, permite atender una demanda más focalizada, ya que se puede adaptar a la estatura del cliente.

Se trata, por tanto, de un producto con un gran potencial por delante. Su desarrollo, la presencia de una tecnología muy avanzada y efectiva y, por supuesto, la adaptación de la carrocería a las medidas del cliente son, sin duda, sus principales señas de identidad. 3D Arevo, la compañía que se encarga de su producción, ha realizado un extenso trabajo para lograr su fabricación.

Veamos, por tanto, cuáles son las principales características de esta nueva tecnología, por qué se trata de uno de los productos más destacados del mercado y, por supuesto, hasta qué punto es efectiva la introducción de la fibra de carbono en el conjunto del patinete eléctrico. ¿Estamos ante una nueva generación de este medio de transporte? He aquí las claves.

Una tecnología pensada para aprovechar las ventajas de la fibra de carbono

El patinete eléctrico de 3D Arevo destaca, principalmente, por contar con toda una serie de innovaciones relacionadas con este medio de producción. Al fin y al cabo, las economías de escala permitirán, en un futuro, la reducción del coste de fabricación por unidad de producto. Ahora bien, ¿cuáles son sus cualidades a nivel dinámico? Esto es un elemento esencial para valorar su rendimiento.

Scortsman está producido completamente en fibra de carbono. Electrek

Lo primero que cabe destacar es la presencia de un total de 3 variantes en términos de motor eléctrico. Las potencias serán de 500 W, 1000 W y 2000 W. Curiosamente, al contrario de lo que ocurre con la gran mayoría de patinetes eléctricos, este modelo dispone de tracción total, ya que hay 2 unidades motoras, las cuales están situadas en cada una de las ruedas.

La velocidad máxima de este patinete eléctrico es superior a 70 km/h

Las velocidades máximas que alcanzarán las versiones anteriores serán 30, 50 y 72 km/h, respectivamente. Se trata, por tanto, de una apuesta que destaca, principalmente, por ser opciones que mejoran a su competencia. Como es lógico, el peso es una de sus principales virtudes debido al uso intensivo de la fibra de carbono. Tanto es así que prácticamente todo es de este material.

En relación con la autonomía, cabe destacar cómo cada uno de los motores contará con una alimentación independiente. La batería, en este sentido, será de 500Wh. Gracias a ellas, el ciclo de kilometraje podría ser de unos 112 kilómetros, algo que dependerá, no obstante, del tipo de conducción que se practique. Aun así, es importante tener en cuenta que hasta las medidas del mismo influirán.

Una gran apuesta por la seguridad y el dinamismo

El patinete eléctrico Scortsman cuenta, entre otras cuestiones, con un equipo de frenada regenerativa un tanto especial. Tanto es así que ambos ejes disponen de esta solución. Al mismo tiempo, la función Find My Scooter permitirá al usuario saber en todo momento la localización GPS de su unidad. Es un producto que está pensado para ofrecer un rendimiento diferencial en todos los sentidos.

El patinete eléctrico Scotsman dispone de diferentes soluciones aplicables a múltiples ámbitos. Electrek

Curiosamente, cuenta con una cámara que permite grabar los últimos desplazamientos. Todo ello, así como otras aplicaciones prácticas, serán controladas a través de una pantalla LCD muy intuitiva, la cual está situada en el propio manillar. Estamos, por tanto, ante una propuesta única en el mercado y que promete, por supuesto, ofrecer un rendimiento único en el mercado.

Y bien, ¿cuál es su precio para el público? Dado que se trata de un patinete eléctrico que no ha comenzado su producción y distribución, hay un descuento en la actualidad. Según se puede leer en el portal especializado Electrek, los precios actuales, según la versión, oscilan entre los 1.399 y 1.999 dólares. Y tú, ¿crees que estamos ante una propuesta competitiva?