Existen ciertos hitos en la industria de la telefonía móvil que definen los siguientes años y que, de adoptarlos rápidamente, otorgan una posición dominante a las compañías que apuestan por ellos. Los teléfonos con teclado completo dieron paso a los terminales de pantalla táctil. De ahí pasamos a las cámaras traseras y frontales, pasando por la seguridad en forma de huella dactilar o las pantallas casi sin bordes. Ahora, Samsung apuesta todo lo que tiene y confía en triunfar con su concepto de pantalla plegable. ¿Le seguirán el resto de compañías?

Las tabletas, absorbidas por el teléfono

Es una realidad que, salvo Apple y Microsoft, la mayoría de fabricantes de equipos portátiles confían poco en el mercado de las tabletas. Estos dispositivos, que parecieron revolucionar la informática a principios de siglo, ahora tienen un mercado residual, a excepción de unos pocos afortunados, que continúan vendiendo y llegando a las casas de los consumidores.

Imagen de un posible diseño del teléfono plegable de Samsung. T3
La conversión de teléfono a tableta llevada a cabo con éxito puede ser un éxito

Si Samsung, o cualquier otra compañía interesada, consigue crear un equipo que una la portabilidad de un teléfono móvil, con las prestaciones de una tableta, quizás estemos ante uno de los productos más demandados de los próximos años. Poder hablar por teléfono, comunicarte con aplicaciones de mensajería u obtener fotografías en modo teléfono, para después desplegar el dispositivo y consumir contenido multimedia, entretenernos con una videoconsola de última generación y trabajar sin mayores complicaciones, sería el gran éxito de las últimas décadas.

Soporte por parte de Google

Al igual que la compañía norteamericana se ha tenido que adaptar al mercado de los teléfonos móviles con el conocido notch, o ceja en castellano, Android también está comenzado a crear una serie de instrucciones o soportes y así poder estar preparado ante la inminente llegada de la tecnología de pantallas que pueden doblarse.

Proyecto de soporte de Google a los teléfonos plegables. Android Authority
Google ya piensa en este tipo de tecnología de pantalla

En información que hemos podido obtener del medio de comunicación online Android Authority, Google ha anunciado que está creando un soporte para esta tecnología. De esta manera, los fabricantes podrán crear sus propios dispositivos plegables, sin la necesidad de adaptar el software, algo de lo que se encargaría el sistema operativo Android.

Alto coste y accesorios complicados

Es evidente que, sobre todo en los primeros dispositivos que salgan a la venta, el coste para el consumidor será desorbitado. En algunos medios de comunicación especializados, como es el caso de Business Insider, ya se hablan de cantidades superiores a los 1.500 dólares por dispositivo. La innovación se paga y no nos extraña en absoluto.

El precio será uno de los obstáculos más peligrosos de esta tecnología

Además, una de las primeras dudas que surgieron, al menos en mi caso, cuando escuché hablar por primera vez de este tipo de tecnología fue pensar en los accesorios. ¿Cómo funcionaría un cargador inalámbrico teniendo una configuración tan complicada? ¿Habría carcasas disponibles como las que conocemos hoy en día? ¿Podremos aplicar un protector de pantalla? El próximo año saldremos de dudas.

Apple y Microsoft, ¿enemigos de esta tecnología?

No dudo, ni un solo instante, en que ambas compañías han realizado multitud de pruebas internas con dispositivos que permitan doblar sus pantallas. Sin embargo, la realidad, hablando en cifras de ventas, es que ambas compañías tienen dispositivos portátiles como el iPad Pro o la Microsoft Surface Pro que cumplen un cometido muy alejado de las pretensiones de Samsung.

Ni Apple ni Microsoft innovarán en este sector próximamente

Tendremos que esperar unos meses para observar cómo se desarrollan los acontecimientos, pero nada parece indicar que estas dos compañías estén por la labor de seguir la corriente y el ritmo que marque la empresa surcoreana. Apple tiene muy diferenciados a sus consumidores de telefonía móvil y de equipos como el iPad, mientras que Microsoft dejó hace años de competir en el terreno de los terminales móviles. No serán ellos los que sigan la estela, pero me apuesto lo que queráis a que el resto de compañías ya están urdiendo planes para llegar cuanto antes al momento de la inauguración del sector de la telefonía plegable.