El mundo robótico ha sufrido un desarrollo sin precedentes en lo que llevamos de siglo XXI. Desde hace varias décadas, siempre se ha relacionado la industria robótica con la que tiene la esfera humanoide incluida. Sin embargo, los múltiples proyectos destinados al mercado manufacturero nos han demostrado cómo esta sección no es más que la punta del iceberg de lo que significa.

Aun así, los denominados humanoides están viendo cómo su inversión está incrementándose. Esto es así, principalmente, por una cuestión; la inteligencia artificial está permitiendo su crecimiento de manera exponencial. El mejor ejemplo de ello es Sophie, el primer armatoste de metal que ha obtenido una nacionalidad, eso sí, de forma simbólica.

Tiago es capaz de verse en el espejo y reconocerse en ese preciso momento

Aun así, queda mucho por hacer para que un robot pueda considerarse como autosuficiente. ¿Quizás 100 años? ¿200 tal vez? Sea como fuere, todo comienza porque el propio protagonista sea capaz de reconocerse frente al espejo. Esto es lo que justamente ha conseguido Tiago, una unidad que que ha sido financiada con fondos de la Unión Europea. ¿Por qué es tan importante este avance?

Según se puede leer en el medio de comunicación 20 minutos, el Instituto de Sistemas Cognitivos de la Universidad Tecnológica de Múnich, en Alemania, es el que ha logrado dotar de una cualidad indispensable para entender en el futuro una potencial interacción entre un ser humano y una unidad robótica con aspecto de persona. Esto ha sido resultado de una innovación que se detallará a continuación.

La inclusión de un sofisticado software podría marcar las bases de una nueva generación de robots inspirados para relacionarse con los demás. De hecho, este tipo de reconocimiento no es la primera vez que una unidad lo consigue, pero sí es el que ha obtenido una mayor aprobación del sector. ¿Qué es lo que se esconde tras esa capa metálica?

La inteligencia artificial que le otorga una cierta ‘personalidad’

Según el Código Civil, la personalidad de una persona se adquiere con el nacimiento. En el caso de los robots, ¿en qué momento se produciría esta connotación? Este dilema moral, en la actualidad, no está, ni siquiera, encima de la mesa. ¿Llegará a estarlo en algún momento? Para poder contestar a la pregunta, antes se tendrán que reconocer los propios robots.

Tiago es un robot que ha sido creado con una finalidad, convertirse en un humanoide con cierta autonomía. YouTubeicsTUMunich

Los investigadores que han trabajado en el diseño del producto han podido incorporar un algoritmo diferencial respecto a la competencia. Esta solución llega tras varios meses de trabajo, la cual podría incorporarse en otros robots más adelantados en otras facetas. Y bien, ¿en qué se traduce esta mejor apreciación?

Tiago es capaz de reconocerse mediante el movimiento de sus brazos

Este nuevo adelanto tecnológico tiene como protagonista a la predicción. El funcionamiento es muy sencillo, ya que Tiago predice dónde va a estar su brazo y, si la predicción coincide con su percepción, es capaz de asimilar que dicho movimiento es consecuencia de su propia interacción. Puede parecernos demasiado sencillo, pero en términos de la robótica, estamos ante un adelanto único.

La detección en un espejo de nuestra propia figura es lo que nos permite conectar con lo que tenemos a nuestro alrededor. Solo preguntándonos sobre esta cuestión podremos llegar a entender por qué es un proyecto con un gran potencial en los próximos años. Ahora bien, ¿cuáles son las líneas de investigación que se implementarán de ahora en adelante por este equipo de ingenieros?

La generación de ideas autónomas como fuente de inspiración

Toma de decisiones, esta es la clave para entender el futuro que le espera a la robótica en los próximos años. ¿Está siendo la industria demasiado optimista al respecto? El mundo del cine, por supuesto, se ha convertido en el eje principal de las aspiraciones que se han generado respecto a los robots del futuro. ¿Y si se equivocasen tanto como los humanos en realidad?

El robot Tiago cuenta con una innovación aplicable a otras unidades del sector. Pal Robotics

El equipo de investigadores que colabora en la mejora de las capacidades de este robot es consciente de este dilema que se ha planteado. Al fin y al cabo, tenemos una concepción errónea de los denominados humanoides. ¿El motivo que existe tras esta afirmación vacía? Sin duda alguna, además del cine, es la concepción que se tiene del término ‘robot’.

La robótica implica múltiples líneas de investigación en la actualidad

Hemos visto en múltiples ocasiones cómo un proyecto determinado es capaz de realizar una tarea determinada con una eficiencia milimétrica. No obstante, ¿qué relación puede tener esto a la hora de realizar apreciaciones en la esfera social? En el futuro, de igual modo que la relatividad es uno de los factores que implica el ejercicio de opinión, esto se dará en el ámbito robótico.

Por ello, habrá que esperar todavía un tiempo para conocer qué nuevas novedades nos trae uno de los proyectos más interesantes que están teniendo lugar en el Viejo Continente. ¿Ha llegado el momento de que cambiemos la connotación que tenemos sobre esta rama de la tecnología? A la vista de los acontecimientos, esto es lo que debería creerse.