No es la primera vez, ni será la última, en que actores, productores o directores de cine ponen el grito en el cielo, debido a la utilización de la tecnología de una manera que va en contra del propio entretenimiento. Así como Christopher Nolan se ha pronunciado en contra de plataformas como Netflix o Quentin Tarantino se resiste a producir sus películas en formato digital, es ahora el turno de Tom Cruise y la manera en que consumimos cine en nuestras casas.

Interpolación de vídeo

Este título, tan poco explicativo por su peculiar nombre, es una de las características de las televisiones modernas, que utilizan la alta definición como excusa para editar el contenido que vemos en tiempo real. La interpolación de vídeo se encarga de reducir las imágenes en movimiento que resultan borrosas, tanto en películas como en otro tipo de contenido, como podría ser un evento deportivo. Entonces, ¿cuál es la pega?

Corregir estas imágenes dota de un aspecto irreal a muchos títulos

Que muchas de estas películas, por hablar del asunto que tratan tanto Tom Cruise como el productor Christopher McQuarrie, parecen estar grabadas en vídeo a cámara rápida, en lugar del metraje original, algo que es conocido como el efecto telenovela. Quizás ya te has acostumbrado al mismo, pero deberías probar, según la recomendación del actor, a desactivar esta opción en el menú de tu televisor. Además, muchos de los productores y realizadores de cine, según palabras de Tom Cruise, ya se encuentran buscando una solución a esta interpolación mal ejecutada con los propios fabricantes.

Prueba a cambiar la configuración de tu televisión

Me puede mucho la curiosidad, así que me permitiré tomarme un momento para desactivar esta función y en los próximos días veremos qué tal se comporta mi televisión con programas, partidos o películas que ya no utilicen esta famosa interpolación. Quizás nos estemos perdiendo un contenido de menor fluidez, pero contado de la manera original, aquella que pretendían en un principio los directores de las cintas.