La situación económica de Tesla ha variado enormemente en los últimos días por culpa de un factor inesperado: Twitter. Este cambio, que no entraría seguramente en los planes de Goldman Sachs, ha sido facilitado por Elon Musk y el tuit que escribió recientemente en la red social del pajarito.

Tal y como informa Digital Trends, el mensaje que publicó Musk en Twitter sobre Tesla, su compañía fabricante de vehículos, afectó directamente al valor de las acciones de la misma en la bolsa, y no en un aspecto negativo precisamente.

Tesla y el tuit todopoderoso

El 7 de agosto Elon Musk publicaba uno de sus tan habituales mensajes en Twitter. Sin embargo, este tuvo una repercusión increíble que llegó hasta Wall Street. "Estoy considerando convertir a Tesla en privada a 420 dólares (la acción). Financiamiento asegurado", escribió ese día en la red social.

No es un mensaje cualquiera, ya que Musk amenazaba con retirar a Tesla de la bolsa y recomprar las acciones por 420 dólares. Obviamente, este mensaje tuvo unas consecuencias inmediatas y muy claras en la bolsa de acciones.

El tuit en cuestión puede meter en problemas a Elon Musk. Alfa Beta Juega

Las palabras del empresario lograron un crecimiento del 10,99% del precio de cada acción al cierre de la bolsa el mismo día de la publicación, es decir, dispararon el valor de la compañía. Sin embargo, no todo fue tan positivo, ya que los expertos y analistas no se tomaron nada bien la forma de anunciar la decisión.

Elon Musk fue bombardeado con críticas por comunicar un movimiento tan importante a través de Twitter, sin seriedad alguna. Ante tales acusaciones, el dueño de Tesla tuvo que tuitear de nuevo para aclarar que la decisión no era final. Pese a estas palabras, es posible que Musk se arrepienta de sus mensajes.

Musk puede pagar las consecuencias

El dudoso comportamiento de Elon Musk no ha pasado desapercibido para las autoridades estadounidenses, como explica The Wall Street Journal. La Comisión de Bolsa y Valores (SEC, siglas en inglés) investigará a Tesla por las declaraciones de su CEO, ya que dudan de su veracidad y cree que tenía otras intenciones.

El objetivo de SEC con esta investigación es claro: conocer si Musk realmente retirará a Tesla de la bolsa o solo quería subir el precio de sus acciones. Además, la comisión también quiere averiguar por qué publicó sus planes en Twitter en vez de comunicárselos a los órganos pertinentes.

El último movimiento de Musk en Twitter podría ser muy perjudicial para Tesla

Si Elon Musk y Tesla son declaradas culpables de fraude, al incumplir también con las normas de protección del inversor, es muy posible que la Comisión de Bolsa y Valores les abra un expediente sancionador.

Fraude, manipulación del mercado, ataque a los inversores… El último movimiento de Musk ha sido positivo a corto plazo, pero puede resultar demoledor en unos meses.