Es preciso acotar el uso que hacemos de las redes sociales. Quizás no haga falta reducir el tiempo que pasamos frente a la pantalla de nuestros teléfonos móviles, pero sí sería conveniente no creerse a pies juntillas todo lo que se dice en redes, aplicaciones de mensajería o en medios de comunicación poco contrastados. En definitiva, es necesario tener un ojo y oído crítico e informarse a través de los canales adecuados, que normalmente suelen pertenecer a los organismos oficiales. De lo contrario, se corre el peligro de soltar perlas como las que nos ha contagiado Elon Musk.

Tuits y credibilidad en entredicho

Cualquier asunto que tenga cierta trascendencia, acaba siendo pasto de la desinformación, más o menos interesada se podría decir. En esta ocasión, tal y como puedes leer en el tuit que te dejo bajo estas líneas, Twitter también quiere dejar clara su postura a la hora de redactar pequeños fragmentos de información en su plataforma. En una entrada reciente en su blog, la red social del pájaro azul ha relatado los pasos que tomarán como estrategia para frenar informaciones falsas.

Elon Musk continúa lanzado dardos envenenados en Twitter

Por una parte, Twitter incrementará el uso de la inteligencia artificial. Además, la plataforma expandirá la definición de daño, mejorará al equipo que vigila la aplicación, buscando reducir el impacto de falsos datos publicados. Sin embargo, parece que Elon Musk no pertenece a la raza humana, ya que en uno de sus últimos tuits, éste en concreto, contraviene las normas de la red social. A pesar de que yo, personalmente, utilizo Twitter para estar informado de la actualidad, sí busco medios oficiales para conocer más detalles de esta pandemia que nos tiene recluidos en casa. Haz tú lo mismo.