Los drones tendrán múltiples papeles en la economía del futuro. Algunas compañías están realizando importantes inversiones en esta materia con el objetivo de acercar al público un producto que dominará los cielos de las ciudades. Una vez salvadas las limitaciones legales que actuarán como barrera de esta tecnología, los drones sufrirán un crecimiento exponencial.

Las principales empresas que están en lo más alto a nivel de innovaciones no han pasado desapercibidas a las múltiples opciones que ofrecerán los aparatos voladores no tripulados. En este sentido, compañías del calibre de Uber ya están trazando estrategias para diversificar un mercado. Al fin y al cabo, su principal línea de producto está sufriendo restricciones legales.

Las apps para solicitar comida a domicilio están incrementando su posición en el mercado

Las últimas informaciones apuntan a que el mercado del servicio a domicilio de comida será uno de sus negocios principales. La economía colaborativa, en este sentido, se ha posicionado como una solución con un largo recorrido en la industria, hasta el punto de que ya son varias las firmas que compiten en los principales mercados a nivel local.

Uber Eats, por ejemplo, está experimentando un continuo crecimiento al tiempo que el consumidor está modificando sus experiencias y hábitos de consumo. El uso de las aplicaciones móviles para pedir comida está en pleno auge, algo que podría sufrir una serie de alteraciones en los próximos años. El atractivo hará que las marcas busquen otros recursos para reducir el coste de servicio.

Sí, las máquinas también suplirán el reparto. Los drones autónomos podrán ser capaces de realizar el pedido con éxito en menos tiempo y un menor coste. Ahora bien, ¿cuánto queda para que esto ocurre? Los repartidores podrían ver cómo se quedan sin empleo en 2021 en adelante. UberExpress, que es como así se llama el servicio, podría estar listo para entonces.

Los drones como solución a las economías de escala en el futuro

Ante una competitividad superior en el mercado, algunas compañías como Uber, también presente en el mercado del reparto a domicilio, está llevando a cabo una apuesta tecnológica por la diferenciación. La polémica empresa de servicios de transporte podría desarrollar drones autónomos en los próximos 3 años, tal y como se puede leer en la noticia publicada por The Wall Street Journal.

Uber revolucionará la entrega de productos a domicilio gracias a los drones. Wired

Estas informaciones se corresponden con unos datos corporativos que apuntan a que la compañía digital está buscando una persona con conocimientos de vuelo y legislación capaz de desarrollar un producto que pueda ser operativo para 2021. Ante la publicación de la noticia, la firma ha decidido eliminar la oferta de su página web.

Uber Eats será una de las filiales con mayor desarrollo en los próximos años

Este movimiento no es el primero que tiene como protagonista a la división Eats. Este producto, diseñado con miras a hacerse con la totalidad de un mercado experimental, podría disponer de unos meses de margen para tener lista una solución de altura. No obstante, su principal problemática estará marcada por una legislación muy específica en materia de aviación sobre el terreno urbano.

Aun así, se realizarán durante los próximos meses toda una serie de movimientos para disponer de una innovación que agrade a los mercados. La financiación de este tipo de productos podría ser fundamental para mantener la ventaja competitiva que la firma de servicio de transporte de pasajeros cuenta en la actualidad pese a todos los problemas surgidos en los últimos años.

Una estrategia que irá ligada al mercado en el futuro

El reparto está sufriendo una serie de cambios que no todos los mercados están asimilando de la misma manera. Las compañías basadas en las apps de servicios están viendo cómo están siendo denunciadas por el trato que aparentemente tienen algunos de sus trabajadores/colaboradores. ¿Es esta su principal fuente de diferenciación? ¿Es ético y moral competir en base a un ahorro en materia laboral?

El uso de drones en Uber será una realidad en el medio plazo. Fortune

La utilización de drones en un futuro será una de las vías de escape para acabar con este problema. De hecho, la inclusión de los llamados riders no es más que una transición que puede durante unos pocos años. Mientras tanto, la competitividad de estas firmas les permite realizar importantes inversiones en el uso de máquinas de última tecnología.

Uber probará la entrada en nuevos mercados para diversificar su negocio

No es la primera vez que vemos cómo Uber intenta extender sus tentáculos en otros negocios ajenos a su aplicación móvil. El futuro uso de vehículos aéreos para el transporte de pasajeros o el salto al mercado del transporte de mercancías también se han posicionado como serias líneas a explotar en un futuro.

Habrá que esperar para ver cuáles son los planes de una compañía que está apostando ciegamente por un modelo de negocio completamente distinto a lo que tradicionalmente nos ha tenido acostumbrados. Veremos si una especialización en nuevos mercados sirve para reducir la exposición a la legalidad.