Cada año tenemos ciertos temas sobre los que va girando la actualidad tecnológica, sobre todo en el asunto de la telefonía móvil. Como si de la famosa canción del verano se tratase, este año Huawei y Samsung acaparan las noticias. En el caso de esta segunda compañía, su buque insignia en innovación, el Samsung Galaxy Fold, va camino de protagonizar el culebrón del verano. Los rumores así lo indican.

¿Un verano sin Galaxy Fold?

Cuando una compañía anuncia que en las próximas semanas saldrá a la venta su nuevo dispositivo y ese anuncio sigue estando presente aún transcurriendo tiempo desde su implantacion, quizás habría que plantearse qué está sucediendo. Tal y como informan desde el medio de comunicación The Korean Herald, parece que el terminal plegable de la compañía surcoreana verá la luz pasado el próximo mes. Toda la filtración parece venir de empresas de telecomunicación, que estarían probando los dispositivos que necesitaban reparación en las pantallas flexibles.

Tardaremos tiempo en desplegar el Samsung Galaxy Fold. Tech Radar
Este retraso hace dudar de la capacidad de Samsung de lanzar un teléfono plegable plenamente funcional

Aún no se conoce, como es obvio, la fecha de lanzamiento del terminal, pero es que desde Samsung tampoco se está siendo transparente en este asunto. A raíz de estos rumores y filtraciones, la compañía asiática ha salido al paso negando completamente la veracidad de la información, al menos en que las compañías de telecomunicaciones tengan información al respecto. Si hace pocos días os informábamos que Best Buy cancelaba todos los pedidos de este terminal, ahora nos encontramos con este rumor, que no hace más que confirmar que el asunto de las pantallas no era un simple error de unos cuantos analistas pelando el plástico protector, sino que había un diseño fallido desde el primer minuto. Samsung, tal y como recoge el medio de comunicación anteriormente mencionado, asegura que:

El proceso de mejora está teniendo lugar de una manera extremadamente confidencial y los comentarios desde las fuentes de la industria de las telecomunicaciones no pueden ser confirmados.