Antes de comenzar con el artículo, por si no eres aficionado al baloncesto, te dejaré este vídeo con los mejores momentos de uno de los jugadores más gigantescos que han pasado por la NBA, así ya sabes qué relación tiene Manute Bol con este artilugio de la innovación industrial. En otro orden de cosas, que ésta es una página web de tecnología, quiero que conozcas uno de los drones más grandes que habrás visto nunca.

Volodrone o la magnitud de la carga voladora

Habitualmente, el mundo de los drones implica el tonteo con imágenes y vídeos, aunque en el ámbito profesional estos aparatos empiezan a estar bien vistos como sustitutos de las furgonetas, y sus conductores, de reparto. En esta ocasión, gracias a la información que hemos podido obtener de la página web del fabricante Volocopter, sabemos que estamos ante una maravilla de la tecnología, capaz de transportar cargas de hasta 200 kilogramos, con un alcance de 40 kilómetros y una velocidad máxima de 110 kilómetros por hora, siendo un vehículo completamente eléctrico, con lo que el medio ambiente saldrá beneficiado si se populariza.

Volodrone quiere colarse en el transporte aéreo de proximidad y ser un estándar del sector industrial

Obviamente, por si no había quedado implícito, estamos ante una máquina que no es pilotada, sino que transporta cargamento sin necesidad de nuestra intervención. Sus aplicaciones, tal y como aparecen reflejadas en la página web del producto, van desde la utilización de Volodrone en la agricultura, pasando por la paquetería urgente o transporte de materiales pesados, hasta la introducción de este dron en situaciones de emergencia, donde sea necesaria una rápida actuación. Fabricado en aluminio y nylon modificado en impresoras 3D, este dron pretende cambiar a la industria del siglo XXI a través de magnitudes nunca antes vistas.