Cuando las empresas, normalmente aquellas experimentadas en estos asuntos, realizan y publican informes con números, porcentajes y datos, muchos somos los medios de comunicación que nos hacemos eco y publicamos la información más importante y trascendente del informe de turno. En esta ocasión, una de las firmas de antivirus más conocidas a nivel mundial, nos brinda la oportunidad de adentrarnos en el mundo de la informática personal con datos y estadísticas curiosas.

Windows sí, actualizaciones no

El caso es que Avast, que es la empresa que ha publicado el informe y recopilado los datos, nos ha mostrado recientemente, además de otra mucha información que puedes encontrar en el documento enlazado, datos relativos a lo sucedido en el ámbito doméstico con nuestros ordenadores. Por una parte, uno de los datos que más destacan es que el 55% del software que tenemos instalado en nuestros equipos no está actualizado, lo que puede suponer una amenaza frente a elementos externos. Además, hablando exclusivamente de equipos con Windows como sistema operativo, casi la mitad de los usuarios, en concreto un 40%, utilizan Windows 10 como sistema principal, a pesar de que Windows 7 sigue siendo el preferido, ya que aún se encuentra instalado en el 43% de los ordenadores.

Muchos usuarios de Windows no actualizan sus programas. Avast
Los equipos informáticos más populares son los más sencillos en especificaciones

Hablando de equipos informáticos, la tendencia que imagino que intuyes es que la gran mayoría de usuarios utiliza un equipo portátil como ordenador. En concreto, estaríamos hablando de un 67% de personas, siempre hablando de usuarios que utilizan el software de Avast, las que utilizan portátiles. Además, como dato curioso, un 75% de los usuarios utilizan equipos con doble núcleo y casi la mitad, un 45%, tienen ordenadores con 4 gigabytes de memoria RAM. Parece que, a pesar de la evolución de la tecnología, la mayoría de personas prefieren equipos con características comedidas y, como no, se olvidan de actualizar sus programas.