A pesar de lo que puedas imaginarte, ninguna compañía, quitando alguna excepción como Apple, vende todos sus dispositivos en todos los mercados. La diversificación, una extraña palabra que implica un viejo dicho de nuestro país y que rezaría algo así como no poner todos los huevos en la misma cesta, es la clave de la estrategia de las compañías tecnológicas. Muchos terminales se crean y fabrican pensando en cierto tipo de usuarios, por ejemplo aquellos con mayor poder adquisitivo, mientras que otros dispositivos se fabrican con intención de abordar mercados más sensibles al precio. Xiaomi opta por esta estrategia en muchas ocasiones, aunque no es la razón fundamental de abandonar a nuestro país con uno de sus nuevos teléfonos móviles.

Un teléfono destinado a reinar

Siendo el hermano mayor del Redmi Note 7, la versión Pro incorporaba algunas características mejoradas como un mejor procesador y una cámara de distinto proveedor, en el caso del dispositivo que sí se venderá en España utiliza la tecnología de Samsung, frente a Sony en esta versión premium del terminal. Gracias a la información que hemos obtenido del medio de comunicación español Xataka, sabemos que el teléfono móvil de Xiaomi no se venderá finalmente en nuestro país y la culpa no es de la compañía, al menos, no toda.

Las bandas de frecuencia de nuestro país no son aptas para el terminal de Xiaomi

El mercado para quien la compañía china creó este dispositivo se encuentra bastante lejos de nuestras fronteras. India fue el lugar elegido por la empresa asiática para producir el terminal y, además, para su posterior venta. La razón, según ha confirmado Xiaomi, radica en las bandas que soporta el terminal. En esta ocasión, el Redmi Note 7 Pro es incompatible con las líneas de comunicación de nuestro país, con lo que sería poco lógico distribuir el dispositivo entre los usuarios de España. De momento, que no es poco, nos conformaremos con poder adquirir, por el increíble precio de 149 euros, a su hermano menor, que también será un terminal con grandes ventas.