Año nuevo, deseo nuevo para Mark Zuckerberg, que suele compartir a través de un comunicado en Facebook qué objetivos se ha establecido cuando comienza otro enero. Si el año pasado el empresario se propuso arreglar Facebook, en este 2019 su propósito afecta más a los usuarios.

Mark Zuckerberg quiere acercarse más al público y para ello ha pensado en organizar debates para hablar sobre el futuro de la tecnología. No solo eso, también está preocupado por la desaparición de las comunidades físicas y quiere aportar su granito de arena para evitarlo.

Zuckerberg, nuevo presentador de debates públicos

"Cada año me hago un reto personal para aprender algo nuevo. He construido una IA para mi casa, corrido 365 millas, visitado cada estado de EE.UU, leído 25 libros y he aprendido mandarín", nos cuenta el CEO de Facebook al inicio de su comunicado.

Su reto para 2019 es bastante diferente, y para conseguirlo necesita la implicación del público. Zuckerberg quiere promover los diálogos sobre la tecnología, por ello ha pensado en organizar debates públicos en los que se hable del futuro de la misma que den respuesta a preguntas como "¿debe la tecnología dar voz a más personas?".

El CEO de Facebook no estará solo durante estas charlas y ya ha afirmado que contará con líderes, expertos y personas del mundo de la tecnología que aporten diferentes visiones de la situación. Además, esos debates no serán siempre iguales, ya que Zuckerberg quiere variar el formato para ganar en interés.

Mark Zuckerberg quiere organizar debates para hablar sobre el futuro de la tecnología. CNet

El fundador de Facebook ha mostrado también su preocupación por la desaparición paulatina de las comunidades físicas. Él, como líder de la red social más importante, cree que las empresas implicadas deben preocuparse más por facilitar y permitir la conexión entre todas las personas.

En definitiva, los debates públicos y las comunidades físicas son los dos grandes retos de Zuckerberg para este 2019, un año que desea sea también de aprendizaje y mejora personal.