El aceite de palma se ha convertido en uno de los temas favoritos por los médicos y nutricionistas en España. Esta sustancia ha levantado todo tipo de alarmas debido al posible riesgo que conlleva su consumo. Son muchas las organizaciones que piden su retirada inmediata, como la Fundación Mona, y su sustitución por otro producto similar.

El debate sobre el aceite de palma ha llegado a la mayoría de medios de comunicación e incluso al Congreso, desde donde se ha instado al Gobierno a prohibir su uso en colegios y hospitales.

El aceite de palma se encuentra en productos tan cotidianos como la Nutella, las galletas Príncipe, los snacks o la bollería industrial. Me huele a quemao

Desde luego, el aceite de palma está causando un gran revuelo en la sociedad, por lo que merece la pena estudiar el caso en profundidad. A continuación, podrás descubrir qué es el aceite de palma, qué productos que consumes habitualmente lo contienen y por qué y de qué forma puede ser nociva para la salud. Al final, podrás sacar tus propias conclusiones sobre el debate.

El aceite de palma, una bomba de grasas saturadas "de las malas"

El aceite de palma es un tipo de aceite vegetal que se obtiene del fruto de la palma conocida como Elaeis guineensis, según El Comidista. Este árbol se hallaba principalmente en África, aunque posteriormente fue introducido en Asia y en América del Sur, donde existen actualmente grandes plantaciones del mismo.

El siguiente vídeo es un interesante y breve reportaje realizado por la cadena DMAX sobre el origen del aceite de palma, publicado en YouTube por Solem play. Descubre cómo un simple cuchillo atado a un palo puede ser el origen de millones de dólares o la participación clave de los animales en el proceso de producción de este aceite vegetal.

La composición del aceite de palma es la que ha provocado las quejas de muchas personas. Hasta el 50% de esta sustancia puede estar formada por grasas saturadas de las que se consideran perjudiciales para la salud. Y es que según estudios recientes, debemos diferenciar entre grasas saturadas buenas y malas.

En este caso concreto estamos hablando del ácido palmítico, que ya se considera una de las peores grasas saturadas. Además, otro 40% está constituido por ácidos grasos monoinsaturados, mientras que el 10% restante lo componen ácidos grasos poliinsaturados, según Wikipedia.

Ahora, repasaremos los productos que llevan aceite de palma, y a continuación, veremos los graves problemas que puede ocasionar el consumo prolongado de los mismos.

Nutella, tartas, o patatas fritas llevan aceite de palma

Pese a la alta presencia de estas grasas saturadas, el aceite de palma y sus derivados aparecen en una gran variedad de productos debido a sus bajos precios y al sabor que les otorgan. Como verás a continuación, sus usos son tanto alimenticios como no alimenticios:

  • Alimenticios: el aceite de palma y derivados están presentes en productos como bollería industrial (tartas o galletas), productos precocinados (pizzas o filetes empanados), cremas de untar (Nutella o mantequilla) y aperitivos y snacks (patatas fritas o Doritos).

  • Productos no alimenticios: esta sustancia y sus derivados son utilizados también para la elaboración de cosméticos, crema de dientes o jabones. Actualmente, el aceite de palma lidera también la producción anual de biodiésel, según Energías Renovables.

Como ves, el aceite de palma se encuentra en la mayoría de los alimentos que consumimos día a día debido al sabor que les da. Otro factor fundamental en el uso de este aceite vegetal es que aguanta la presencia de más frituras y hace que los alimentos tarden más en volverse rancios, según Natursan.

Como leemos en Pr Noticias, ya son varios los supermercados que han decidido retirar de sus estanterías los productos con aceite de palma. Tras la decisión tomada por conocidas empresas como Alcampo y Eroski, Aldi también ha prescindido de aquellos productos de su marca ecológica GutBio que contienen aceite de palma.

Infartos e incluso cáncer, pero con matices

La presencia del aceite de palma es mayoritaria en la alimentación, por lo que su influencia en nuestro cuerpo es muy importante. Esto es lo que ha provocado las quejas de muchas organizaciones, que consideran que este aceite representa un riesgo muy importante para la salud.

Si se supera cierta temperatura en su elaboración, los problemas de salud pueden ser mucho más graves

El consumo prolongado de productos de un aceite con tan alto contenido de grasas saturadas nocivas puede provocar un aumento del colesterol en la sangre, algo que podría terminar causando enfermedades cardiovasculares y metabólicas. Ideal afirma que las grasas pueden depositarse en las paredes de las arterias, provocando en el futuro infartos o ictus.

Pero la cosa no se queda ahí, sino que va mucho más allá.

Desde la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) apuntan a que si la temperatura supera los 200 grados Celsius durante el proceso de elaboración del aceite de palma, se pueden generar agentes capaces de producir cáncer, y tanto es así que la misma agencia incluyó este aceite en la lista de potenciales cancerígenos.

Precisamente a ese clavo es al que se agarran empresas como Ferrero, propietaria de Nutella–, en su defensa, tal y como recogía CNN en su momento. Aseguran que en su procesado de aceite de palma se mantienen en todo momento temperaturas seguras, de forma que no se liberan contaminantes cancerígenos. Así lo explica, Bet M. Kotran, asesor general de Ferrero en Estados Unidos:

Ferrero ha sido capaz de reducir significativamente los niveles de contaminantes en su aceite de palma en comparación con los aceites de palma convencionales disponibles en el mercado, similar a los niveles encontrados en otros aceites vegetales que han sido procesados correctamente, de acuerdo con los parámetros de la EFSA.

El riesgo del aceite de palma ha sido confirmado por Ramón de Cangas, miembro del Comité Asesor del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas, a El Periódico. "Cuanta menos cantidad se consuma mejor", ha declarado el experto, haciendo hincapié en posibles accidentes cardiovasculares.

No siempre es fácil saber si lo estás ingiriendo

El aceite de palma está presente en muchos productos y lo podrás comprobar con tan solo consultar los ingredientes de los mismos en el envase.

Eso sí, debes tener en cuenta que esta sustancia a menudo no aparece con su nombre común, sino que la disfrazan bajo diferentes términos: manteca de palma, palmoleina, Oleina de palma, grasa vegetal, grasa vegetal fraccionada e hidrogenada de palmiste o aceite de palmiste.

El aceite de oliva, la mejor de las alternativas

El bajo precio de este aceite vegetal hace que sus alternativas no sean tan utilizadas, ya que por lo general son más caras, tal y como afirman en medios como La Voz de Galicia. Un posible sustituto es el nuevo aceite de girasol rico en ácido esteárico y oleico.

Además, debemos remarcar que España dispone de aceite de oliva de alta calidad, con propiedades muy beneficiosas para la salud, tal y como nos cuentan en Natursan.

Daño en el medio ambiente

El aceite de palma no solo ha provocado quejas en organizaciones dedicadas a la alimentación, sino que también ha enfadado a aquellas centradas en el medio ambiente. La producción del Elaeis guineensis ha acabado siendo una auténtica sobreexplotación de selvas tropicales en Indonesia y Malasia. Esto supone una grave amenaza para la vida de animales como los orangutanes y el tigre de Sumatra.

El cultivo masivo de la palma está acabando con la selva de países como Vietnam. Flikr

Así lo declara el responsable de la campaña de Bosques de Greenpeace España, Miguel Ángel Soto, a El Periódico. Desde la organización acusan directamente a compañías como Pepsico y Johnson&Johnson del daño causado en las selvas de Asia. Todo esto, a su vez, es provocado por el continuo crecimiento de la demanda de este aceite vegetal.

Pepsico no tardó en desmentir rotundamente las acusaciones recibidas. Según publicó la web ComunicaRSE, sus declaraciones fueron las siguientes:

PepsiCo ha declarado en repetidas ocasiones que estamos absolutamente comprometidos con alcanzar el 100% del aceite de palma de fuentes sostenibles en 2015 y cero deforestación en nuestras actividades. La campaña es solo ficción y no se basa en hechos, no hace nada para promover el diálogo positivo o afectar el cambio positivo.

"No demonizamos el aceite de palma, lo que no aceptamos es más deforestaciones", ha afirmado el representante de Greenpeace al mencionado diario. Aunque existe la Mesa Redonda para el Aceite de Palma Sostenible (RSPO), creada en 2004, la protección de los ecosistemas asiáticos es mínima e insuficiente para Greenpeace.

Unos 50 orangutanes mueren a la semana por los cultivos de palma

A raíz de esta deforestación nos encontramos con otro gran problema, y es el de la desaparición de miles de orangutanes. Según PACMA, el Partido Animalista, se calcula que ya han muerto más de 50.000 orangutanes por esta causa, y tal y como denuncia la Fundación Mona, cada semana mueren otros 50.

Tú decides si seguir consumiendo estos productos

Ya has conocido todos los detalles acerca del ingrediente alimentario que tanto revuelo ha causado durante los últimos meses. A partir de ahora, y con estos datos, eres tú el que decide si es seguro seguir consumiendo los productos con aceite de palma o decides eliminarlos de tu dieta alimenticia.