El alcohol es uno de los tipos de bebidas más consumidos en nuestra sociedad. La cerveza, el vino, el whiskey o el ron son algunos de los líquidos más populares que llevan alcohol. Por ejemplo, la cerveza forma parte de la vida diaria de muchos ciudadanos, que la consideran imprescindible a la hora de comer, entre otros momentos. ¿Has pensado alguna vez en el peligro existente en esta acción?

Todos conocemos que el consumo abusivo de estas sustancias es muy perjudicial para nuestro cuerpo, llegando incluso a matar a 3,3 millones de personas al año, según la OMS. Tomar grandes cantidades de alcohol supone un daño irreparable a órganos como el páncreas o el esófago. Sin embargo, también leemos en SportAdictos que un vaso de vino al día es bueno para la salud. ¿Es esto verdad?

El consumo moderado puede afectar a la memoria y a la navegación espacial

Esta afirmación parece estar desmentida por el último estudio realizado entre la Universidad de Oxford y el University College, situado en Londres. Ambos centros se han unido para investigar cómo puede influir el consumo moderado de alcohol en el cerebro. Desgraciadamente, su conclusión no es nada optimista, como leemos en el informe publicado por la revista científica The British Medical Journey.

El consumo moderado también es peligroso

El duro trabajo realizado por Oxford y la University College se ha centrado en analizar el seguimiento realizado a 550 personas durante un período de 30 años. Los datos procedían del estudio Whitehall II y los participantes eran hombres y mujeres con una media de 43 años. ¿Cómo se han utilizado esta información?

Los investigadores han analizado cómo el consumo semanal de alcohol afectó a la actividad cognitiva de aquellos participantes desde 1985 a 2015. Debemos mencionar que ninguno de los miembros era dependiente del alcohol cuando se realizó el estudio.

Los beneficios diarios de un vaso de vino diario representan una leyenda urbana incierta. Plano Informativo

Los 550 individuos se sometieron a diferentes pruebas mientras se iba desarrollando el proyecto, además de a un escáner cerebral de resonancia magnética tanto al final como al principio del mismo. Los resultados del análisis sorprendieron a los investigadores y pueden obligar a que modifiquemos nuestro consumo de alcohol.

Tras comprobar y estudiar todos y cada uno de los datos, los científicos británicos han descubierto que un mayor consumo de bebidas alcohólicas durante varias décadas estaba relacionado con la salud, ya que se da un mayor riesgo de atrofia en el hipocampo, la región del cerebro encargada de almacenar la memoria y la navegación espacial.

¿Cuánto alcohol entra dentro del "consumo moderado"?

Los investigadores han llegado a la conclusión de que incluso aquellos que ejercen un consumo moderado de alcohol tienen tres veces más posibilidades de sufrir una atrofia del hipocampo que aquellos que son totalmente abstemios.

Pero, ¿a qué se refieren los expertos con los términos "consumo moderado"? Los responsables de este estudio han asociado el "consumo moderado" con la ingesta de 14 a 21 unidades semanales, una cifra que se acerca al consumo de muchos ciudadanos que podrían estar en peligro si siguen con esta práctica.

Además, como leemos en el diario La Razón, un mayor consumo de alcohol se traduce también en peor funcionamiento de la sustancia blanca, que actúa como transmisora y coordinadora de la comunicación entre las diferentes zonas del cerebro. Esto significa que aquellos que beben alcohol sufren un declive más rápido de la fluidez del léxico.

El consumo elevado de alcohol puede provocar cáncer o graves daños en el páncreas

Esta relación entre el alcohol y el daño en el hipocampo superaba todos los factores tenidos en cuenta, como el sexo, la edad, la actividad física o el tabaquismo. Los investigadores de la Universidad de Oxford y la University College han aclarado que se trata solo de un estudio observacional, por lo que los resultados sobre la influencia del alcohol en el cerebro no son firmes.

"El alcohol podría representar un factor de riesgo modificable para el deterioro cognitivo y las intervenciones de prevención primaria dirigidas a la edad avanzada podrían ser demasiado tarde", han concluido los responsables de la investigación, que piden a los gobiernos internacionales que reduzcan las cantidades de alcohol recomendadas.

El consumo moderado de alcohol puede afectar al hipocampo, encargado de la memoria y la navegación espacial. Psicología y Mente

Otros graves efectos del alcohol

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte en su web de riesgo del alto consumo de alcohol, que puede causar más de 200 enfermedades y trastornos, y es responsable del 5,1% "de la carga mundial de morbilidad y lesiones". Antes hemos mencionado cómo afecta esta sustancia al cerebro, pero a continuación puedes conocer otros efectos:

  • Influencia en la capacidad de razonamiento: el consumo continuado de alcohol puede afectar a las neuronas, por lo que nuestra capacidad de razonamiento y actuación se puede ver dañada, así como la memoria.

  • Inflamación y daño en el páncreas: como leemos en MedlinePlus, el alcohol puede afectar al páncreas, órgano encargado de crear sustancias que ayudan a la digestión de los alimentos, así como de producir la insulina y el glucagón.

  • Problemas en el aparato respiratorio: el consumo prolongado de alcohol puede causar a las personas enfermedades en el sistema respiratorio, como neumonía, laringitis y bronquitis.

  • Aumento del riesgo de cáncer: el Instituto Nacional de Cáncer confirma en su web que hay una relación clara entre el consumo de alcohol y el padecimiento de cáncer de cabeza y cuello, cáncer de esófago, cáncer de hígado, cáncer de pecho y cáncer colorrectal.

  • Aumento de enfermedades neurológicas: el alcohol también afecta de forma directa al sistema nervioso central, por lo que puede provocar crisis epilépticas o continuos temblores de manos, párpados y lengua.

Alto número de muertes anuales entre estudiantes

Una cifra asombrosa de universitarios fallecen a causa del alcohol cada año

Como decíamos, el consumo elevado de alcohol puede conllevar graves efectos para la salud. Varios estudios se han centrado en las posibles consecuencias, destacando la investigación realizada por la Universidad de Alabama, en Birmingham. ¿Qué han encontrado estos expertos? ¿Son positivos los resultados?

No, desgraciadamente no. El consumo de una elevada cantidad de alcohol provoca 1.825 muertes al año entre jóvenes universidades, cuyas edades oscilan entre los 18 y 24 años. Los científicos de la Universidad de Alabama afirman que el alcoholismo entre estudiantes es un problema muy serio en Estados Unidos.

El consumo elevado de alcohol provoca un gran número de muertes entre los universitarios estadounidenses. El Debate

Este estudio ha sido publicado junto a algunos consejos para reducir el efecto del alcohol. Los expertos recomiendan alimentarse con una comida completa antes de beber, beber un vaso de agua entre cada copa de alcohol, beber en pequeños tragos y, sobre todo, no mezclar el consumo de bebidas alcohólicas con el uso de drogas.

Cuidado con el alcohol, sea cual sea su consumo

Ya teníamos asumido que un consumo excesivo de alcohol suponía un daño irreparable en zonas de nuestro cuerpo como el páncreas o el hígado. Sin embargo, este reciente estudio nos alerta también sobre el consumo moderado. Desde aquí te recomendamos tener cuidado con las bebidas alcohólicas para poder disfrutar de un estado saludable y no tener que pagar las consecuencias en el futuro.