El insoportable calor del verano te obliga a actuar con un plan que se repite temporada tras temporada. Este plan tiene unos elementos esenciales: aire acondicionado, agua muy fría, piscina o playa y… ¡helado! Este último te refresca en las condiciones más extremas, pero puede que sientas una "congelación" del cerebro inmediata.

El dolor de cabeza que sientes al comer helado no solo te sucede a ti, esta es su explicación

No es nada extraño que, al comer helado, hayas sentido dolor en la zona del cerebro que te haya paralizado durante unos segundos. Se trata de un misterio que todos nos preguntamos, aunque es difícil darle una respuesta. Sin embargo, este enigma quedará resuelto en este artículo.

A partir de ahora, tu preocupación por el enfriamiento de tu cerebro se evaporará, ya que conocerás cómo afecta a tu salud. ¿A qué se debe la "congelación" de tu cerebro? ¿Es peligrosa?

Sufres cefalea y no lo sabes

Si piensas que el dolor de cabeza provocado por el helado es algo sin importancia, te equivocas. Aunque tan solo dura unos segundos y no es tan fuerte como una migraña, la "neuralgia del ganglio esfenopalatino" (sphenopalatine ganglioneuralgia) forma parte de la Clasificación Internacional de Cefaleas, según informa la BBC.

Esta sensación tan desagradable está incluida como un tipo de cefalea, algo que pone en evidencia su posible peligro. Como decíamos, este dolor de cabeza es algo habitual cuando comes helado, aunque nunca te acostumbres a él y te siga sorprendiendo cuando aparece.

El helado te refresca en apenas segundos, pero también te provoca un desagradable dolor de cabeza. Rolloid

La "neuralgia del ganglio esfenopalatino" tiene una explicación, como verás a continuación. ¿Qué tiene que ver que comas helado con el dolor de cabeza?

¿Qué provoca la congelación de tu cerebro?

Te compras felizmente tu helado favorito, pruebas tan solo un poco y… ¿qué es ese dolor tan punzante? Seguramente hayas vivido una situación parecida varias veces, especialmente si eres amante de postres como granizadas o polos. Tan solo unos segundos han bastado para que ese dolor desaparezca, ¿por qué?

Según explica el medio The Huffington Post, afortunadamente, tu cerebro no llega a congelarse, aunque sí es víctima del frío repentino que experimentas al comerte el helado en poco tiempo.

¿Es realmente peligrosa la congelación del cerebro al comer helado?

En concreto, lo que sucede es que los nervios de tu paladar captan el frío y le envían un mensaje al cerebro, que hace que las arterias y los vasos sanguíneos le lleven una gran cantidad de sangre. El cambio instantáneo en el flujo sanguíneo provoca que te empiece a palpitar la cabeza.

Aunque normalmente este dolor solo dura unos segundos, podría extenderse hasta los cinco minutos. Aunque sea incómodo y doloroso, la neuralgia de la que te hablamos es totalmente inofensiva, según informa la experta Lauren Natbony, neuróloga del Hospital Monte Sinaí de Nueva York.

Aunque no sea peligroso, existe una relación entre este dolor de cabeza y la migraña. La doctora Natbony afirma que aquellos que sufren migraña son más propensos a sufrir un dolor de cabeza más fuerte cuando comen helado, ya que los nervios del paladar son los culpables de ambos dolores.

Este misterio no solo afecta a los helados, sino también a cualquier bebida que esté muy fría. Si en alguna ocasión has bebido agua congelada de forma rápida, habrás podido comprobar que también provoca esa irritante congelación del cerebro.

El helado es uno de nuestros refrescantes favoritos para superar el calor veraniego. CremHelado

Según BBC, los helados y las bebidas no son los únicos causantes de dolor de cabeza. Los surfistas y los patinadores de hielo también lo experimentan cuando tienen que hacer frente a las bajas temperaturas del mar en invierno o al frío de las pistas congeladas. Sin embargo, esto no debe ser inconveniente para seguir realizando esas actividades.

Trucos para prevenir esta cefalea

Como sabemos que dejar los helados en verano es algo que difícilmente te planteas, te proponemos una serie de recomendaciones o trucos que harán menos insoportable este dolor. Por un lado, puedes probar a beber agua templada cuando comiences a comerte el helado y sientas esa congelación del cerebro.

La fórmula de la felicidad está en los helados

Además, hacer presión con la lengua o con un dedo en la parte alta del paladar también te ayudará a disminuir la presión que sientes en la cabeza, ya que calentará los nervios de la zona.

Finalmente, la doctora Natbony recomienda en The Huffington Post comer los helados muy despacio, sin ninguna prisa, para que los nervios se vayan acostumbrando al frío. Otra recomendación es comer el helado por la parte delantera de la boca, con la intención de evitar que el frío llegue a la parte nerviosa del paladar.

Los helados te llevarán a la felicidad

El dolor de cabeza causado por los helados no es lo suficientemente grande como para que eso nos haga dejar de comerlos. Este postre congelado cuenta con grandes beneficios para tu salud, puede que alguno de ellos te sorprenda. Son los siguientes, según CremHelado:

  • Desinflamar la garganta y ayudar a cicatrizar heridas.
  • Recuperar glucosa cuando haces ejercicio.
  • Conlleva nutrientes como fibra, proteína, minerales y vitaminas, necesarios para tu cuerpo.
  • Rico en calcio, fundamental para tus huesos y tu energía.
  • Cuenta con un aminoácido llamado triptófano, responsable de la hormona de la felicidad. También te ayudará a reducir el estrés.

Como ves, las propiedades de los helados son un gran punto a favor de su consumo. Aguantar el palpitar del cerebro durante unos segundos es un obstáculo fácil de superar cuando conoces que los helados aumentan tu felicidad. La vida puede parecer un poco mejor después de refrescarte con un delicioso helado.