La música ha cambiado a lo largo de las décadas, quizás sea más correcto decir que lo que ha cambiado es la manera en que podemos reproducirla. Hoy es prácticamente algo habitual utilizar auriculares sin cables, gracias a la tecnología Bluetooth, para escuchar tus canciones favoritas, la película de la que tanto has oído hablar o el programa de radio que te ayuda a desconectar de la rutina diaria.

Conoce un invento muy importante para el arte de la música

En los siguientes párrafos te contaré como surgió el invento de la tecnología precursora de los reproductores de música modernos y te hablaré de un hombre que utilizó su magnífica mente para proveernos de los inventos más curiosos, y útiles, de los últimos siglos. ¡Ah, por cierto! Hoy es el aniversario de la primera reproducción de música en el artilugio del que te hablaré a continuación.

Thomas Alva Edison

Edison, nacido en el año 1847 y fallecido en el año 1931, fue uno de los mejores inventores de nuestra historia. Norteamericano de nacimiento, te puedo contar que su labor de invención contribuyó en gran manera al auge del pueblo de los Estados Unidos, gracias a los datos aportados por la página web Biografías y Vidas, ayudando a que la Revolución Industrial triunfase en aquel remoto país. Su gran labor en distintos campos de aquella antigua tecnología fue conseguida gracias a su incansable trabajo. Como decía decía una frase atribuida a su persona:

El genio es un diez por ciento de inspiración y un noventa por ciento de transpiración.

Edison con su invento. Pinterest

En unos instantes te hablaré acerca de uno de sus inventos más conocidos, pero me gustaría comenzar hablándote de una de sus máximas, aquella que promueve la perseverancia y que rendirse no es una opción posible. Mientras ideaba el invento de la bombilla incandescente, Thomas tuvo que sufrir muchos errores. Fue durante los años 1878 a 1880, según la página web Vix, cuando el científico estuvo maquinando la manera de conseguir llevar a cabo su proyecto. Cientos de teorías y pruebas después, Edison consiguió cumplir su objetivo. En esta ocasión, también nos deja una frase para el recuerdo:

No fueron mil intentos fallidos, sino un invento de mil pasos.

Música para tus oídos

Resulta incuestionable hablar de la facilidad que tenía Thomas Alva Edison para los distintos tipos de invenciones, sin embargo, hoy 21 de noviembre de 2017, se cumplen 140 años de la primera reproducción de música en un fonógrafo. Las primitivas máquinas musicales llegaron de la mano del genio norteamericano. ¿En qué consistía dicho aparato?

La grabación de sonidos ya era posible antes del invento de Edison

Era también conocido como gramófono. Dicho aparato se podía utilizar tanto para grabar sonido como para reproducirlo. El aparato, si lo que querías era realizar una grabación, utilizaba un sistema de grabación mecánica, información obtenida de la página web del Canal Historia, de manera totalmente analógica. ¿Qué significa esto? El invento convertía las ondas de sonido en vibraciones que, gracias a un estilete, iban creando un surco sobre un cilindro. ¿Y si quiero reproducir dicho sonido recién grabado? Sencillo. Simplemente había que invertir el proceso y la música o voz aparecía por arte de magia.

Para que no haya lugar a errores, Edison no fue quien creó la tecnología necesaria para grabar sonidos. Eso fue cosa de Édouard-Léon Scott de Martinville, que ideó el fonoautógrafo en 1857. Sin embargo, Edison sí fue el primero en reproducir una canción con un artilugio similar, aunque modificado de arriba a abajo para conseguir que las notas emanasen del mismo. Te preguntarás cual fue aquella primera canción, ¿verdad?

Según hemos podido consultar en enmediodelamusica, las primeras palabras salidas de aquella máquina moderna, para su época, fue la canción infantil titulada Mary had a little lamb, que traducida al castellano sería Mary tenía un corderito. Podía oírse, mientras el fonógrafo hacía su trabajo, a Thomas decir:

Mary had a little lamb, whose fleece was white as snow. And everywhere that Mary went, the lamb was sure to go.
Mary tenía un corderito, cuya lana era blanca como la nieve,. Y a donde May iba, el cordero ciertamente la seguía.

Del fonógrafo al iPhone X

Poco sabía Thomas Alva Edison que su invento, siglos más tarde, podría encontrarse integrado en dispositivos táctiles venidos del mismo futuro. Al principio, décadas atrás, el tocadiscos fue lo más parecido que podíamos tener en casa para poder escuchar música. Sin embargo, los años pasaron y la tecnología fue mejorando. El walkman, aquel reproductor de cintas de cassette, introdujo la figura de la reproducción portátil para todos los amantes de la música.

El ordenador supuso un salto de calidad para la música, además de conseguir un acercamiento a un público más numeroso

Los años seguían pasando y las novedades seguían apareciendo. Los compact disc, CD de toda la vida, supusieron una gran novedad por la mejora en el formato de grabación y reproducción, sobre todo en cuestión de calidad de sonido. Sin embargo, la explosión tecnológica vino de la mano de la informática y de dos letras y un número, MP3. Los reproductores de este tipo aparecieron como girasoles en una pradera, apuesto a que aún conservas alguno en casa, y fueron la antesala de nuestros teléfonos móviles, capaces de grabar, editar y reproducir todo tipo de contenido multimedia.

Hace un par de siglos mucho quedaba por inventar y Edison consiguió vencer sus propios fantasmas y deleitarnos con tecnologías increíbles por aquella época. Imagino que llegará un día, dentro de varios siglos, en que alguien escribirá acerca de nuestra época y hablará del teléfono móvil como un paso intermedio en la tecnología de la comunicación. Espero que algún descendiente mío escriba ese artículo y, por deferencia familiar, me nombre entre las fuentes a las que acudió para documentarse. Esperaré el momento con mi lista de reproducción de Spotify.