Tu primer viaje a Londres. Preparas la maleta cuidadosamente con ropa para el frío, el calor, la lluvia. No se te ocurra olvidarte de la plancha de pelo para que el maldito clima inglés no destroce tu peinado. A continuación, cargas a conciencia tu móvil y tu tablet para un viaje lleno de esperas. En cuanto aterrizas, corres a cargar tu iPhone, que está en las últimas. Entonces descubres el hecho más trágico que ha sucedido en el Reino Unido desde las vacas locas: ni puedes cargar tu smartphone ni luchar contra el encrespamiento de tu pelo. ¡Welcome to England, darling!

Actualmente hay 12 tipos de enchufes en todo el mundo

Y es que el enchufe que hay en el Reino Unido no es el mismo que en España, ni en Estados Unidos, ni Israel. No, no es un complot para que no conozcas mundo. En todo caso, la buena noticia es que si te desplazas por la Unión Europea no hay demasiadas diferencias, como detallan en el diario ABC.

Pero sí que te recomendamos encarecidamente que revises este tema antes de iniciar un viaje para estar preparado, o al menos para comprarte un adaptador nada más llegar. No sabes lo valiosa que es la electricidad hasta que pierdes el acceso a ella.

Pero, ¿cuál es la causa de que no exista un enchufe universal válido para todos los países? ¿No nos ayudaría que se estandarizaran los enchufes? Por supuesto que sí, pero no es tan fácil como puede parecer.

Estos son todos los enchufes que podemos encontrar en el mundo. Descubriendo destinos

¿Por qué no hay enchufes universales?

Esta misma pregunta es formulada por la revista divulgativa Quora al CEO de Invento Robotics, Balaji Viswanathan, que responde así:

En su día, muchos países no consideraron muy eficientes los estándares eléctricos estadounidenses (pioneros en el desarrollo del enchufe y el suministro de la energía eléctrica), por lo que cada uno escogió su propio camino en función de sus necesidades.

A finales del siglo XIX, Edison realizaba sus experimentos con Corriente Continua, llegando a inventar la bombilla y otros suministros eléctricos. Desafortunadamente no eran muy eficientes, ya que perdían voltaje cuando se desplazaban largas distancias.

Por ello, poco después, Nikola Tesla ideó la Corriente Alterna, que competía directamente con los inventos de Edison, pero solventando su problema. Así que mientras el norteamericano trabajaba con 110V, Tesla usaba 240V. Eran los años cincuenta y ya se había sembrado el cisma de la separación.

Thomas Edison, el inventor de la bombilla. Teinteresa

Así, mientras en EE.UU se usaban 60 Hz de frecuencia y 110V de voltaje, en Alemania prefirieron los 50 Hz por cuestiones de simplicidad con el sistema métrico decimal y 220V, una transmisión energética más eficiente. Los ingleses, por su parte, mejoraron el sistema inglés haciéndolo más seguro. Desgraciadamente lo hicieron en la segunda mitad del siglo XX, lo que significa que las antiguas colonias de Pakistán y la India quedaron con otros estándares más anticuados.

Obviamente, la tensa coyuntura política de la 2ª Guerra Mundial no ayudó mucho a la unificación de criterios. Como explica Gizmodo, a día de hoy encontramos 12 tipos de enchufes y cada vez la tarea de unificarse es más complicada. Afortunadamente, siempre nos quedará el USB, el único ejemplo de estandarización a escala mundial exitoso.

¿Habrá algún día un enchufe universal?

El futuro parece poco halagüeño. Según Gabriela Ehrlich, directora de comunicación de la International Electrotechnical Commission, pinta muy negro:

Ya se han diseñado standards y un enchufe universal. El verdadero problema es que cada uno invierte en sus propios sistemas y es complicado alejarlos de ahí.

En su momento se debió a las guerras mundiales, pero cuando la Comisión Internacional Eléctrica se reunió en los años 50, se llegó a la conclusión de que la posibilidad de acuerdo era reducida, incluso solo en el área de Europa. La mayoría veía un cambio demasiado caro y no era tan urgente de acometer.

Además, la IEC no puede forzar a ningún país a adoptar un estándar global, así que aunque se elaboren directrices comunes, pueden seguirse o no. Conforme pasa el tiempo, la población crece, se instalan más enchufes y el problema se hace aún mayor.

¿Quién pagaría por una adaptación global? ¿Qué país daría su brazo a torcer? ¿No sería peligroso coexistir con distintos tipos de enchufe en el mismo país en el caso de hacerlo de forma progresiva? Muchas cuestiones que convierten el tema de los enchufes en una disyuntiva de proporciones hercúleas.

No obstante, la IEC no abandona la esperanza. Por eso durante finales de los años 80 crearon el enchufe IEC 60906 plug, un tipo de enchufe para los países de 240V con un adaptador que permitía su uso en Estados Unidos. A día de hoy, solo Brasil contempla adoptar el IEC 60906. Algo es algo.

Esta podría ser la solución al problema mundial de los enchufes. Gizmodo

En palabras de la propia Gabriela, una posible solución a futuro sería la carga inductiva. Es decir, contar con un dispositivo instalado en tu pared que permita la carga de todos tus aparatos electrónicos, algo que ya se vio en el Intel Developer Forum de 2008, como reportó Gizmodo. Para ello, tendremos que esperar al menos hasta 2050.