Estarás conmigo que el período de guerras mundiales en nuestro planeta fue uno de los peores momentos de la historia del hombre. Nadie está libre de pecado, aunque es verdad que muchísima gente, población civil básicamente, tuvo que vivir en sus carnes el horror de las dos contiendas sin poder hacer nada por evitarlo.

¿Quién traicionó a la familia Frank?

Existen historias dentro de nuestra Historia que encogen el alma. Uno de esos relatos tuvo lugar en la ciudad de Amsterdam con una niña, ahora mundialmente conocida, como protagonista. ¿Conoces la historia de la familia de Ana Frank y la nueva investigación que un antiguo miembro del FBI ha abierto para despejar los misterios en torno a su entrega a manos de las tropas nazis?

Historia de un escondite

Anne Frank, la protagonista de esta terrible historia, según nos cuenta su página web oficial, nació en 1929 en Alemania. La mala suerte hizo que su nacimiento coincidiese con una época oscura en el país germano. La combinación de una incipiente crisis económica, con la llegada al poder de Adolf Hitler y, debido a ello, el creciente antisemitismo, hicieron que la familia Frank tuviese que abandonar su propio país.

En azul el escondite de la familia Frank. AnneFrank

El padre, Otto, se asentó en Amsterdam trabajando como vendedor de un tipo de pectina, una sustancia que se utiliza para dar consistencia a mermeladas entre otros alimentos, en la compañía de su propia creación llamada Opekta. Más tarde, junto con la familia Van Pels, según nos cuenta la web oficial, crean la empresa Pectacon, dedicada a las especias utilizadas para dar sabor a la carne.

Una carta fue el detonante de la cruda historia de Ana Frank

En 1942, una carta dirigida a la hermana de Ana, Margot, le comunica que debe presentarse en uno de los campos de trabajo en Alemania o, de lo contrario, toda la familia sería detenida. Aquí comienza la odisea para la familia Frank, la familia Van Pels y un empleado judío. En el número 263 de Prinsengracht, dentro de la empresa propiedad del padre de Ana, tenían un escondite ideal. La parte trasera ocultaba una zona donde las dos familias pudieron vivir un par de años.

La realidad se presenta en forma de arresto el día 4 de agosto de 1944, según datos obtenidos de su web, cuando todos los que se encontraban ocultos en la zona secreta son apresados. Desde allí son conducidos a Westerbork, un campamento de transición, para, finalmente, acabar recalando en el conocido y tétrico Auschwitz. La realidad se recrudece aun más cuando pasan los años y Otto es el único superviviente de aquellos malditos campos de concentración.

Un agente jubilado no cree en viejas teorías

Vince Pankoke es un ex-agente del FBI que ha decidido ponerse el traje de investigador y sumergirse en la historia de la familia judía más conocida de la Segunda Guerra Mundial. Los motivos por lo que Vince emprende esta aventura los explica él mismo:

Las técnicas modernas nos proporcionan herramientas que no teníamos en el pasado. Con la ayuda de los análisis de Big Data, esperamos encontrar quién traicionó a la familia Frank.

El ex-agente ha abierto una página web dedicada a la propia investigación. En la misma, Vince hace una recapitulación de acontecimientos que sirven de base para comenzar un nuevo caso. En 1947, la policía holandesa siguió la pista a Wilhelm van Maaren, un antiguo trabajador de la fábrica de la familia. Ni esa investigación, ni una posterior, en 1963, dejaron conclusiones fundadas de las sospechas que tenía Otto acerca de Wilhelm.

Otto Frank ensenando la puerta oculta. History
Ninguna teoría ha podido ser probada aún

Demasiadas teorías empezaron a aparecer desde entonces. La primera en recibir las culpas del arresto de la familia fue Lena Hartog-van Bladeren, la señora de la limpieza. Después, Tonny Ahlers entró en escena, siendo un personaje que, según cuenta Vince en su página web, estaba chantajeando a Otto. La última de las teorías, propiciada en el año 2003 por el Instituto Holandés para el Estudio de la Guerra, el Holocausto y el Genocidio, concluyó que el arresto pudo haber sido, simplemente, una casualidad, un desenlace fortuito del destino.

El diario de Vince Pankoke

La web, aparte de recoger la historia y andanzas de la familia Frank, constituye una especie de diario, de hecho tiene una sección con dicho nombre, donde Vince pretende ir explicando y narrando todos los pasos que va dando en dirección a la verdad. ¿Quieres conocer las primeras investigaciones y qué frutos están dando?

El día 28 de septiembre de este año, Vince es entrevistado por un periodista del diario Volkskrant. Allí comenta cómo su investigación va a estar a caballo entre los Estados Unidos y Holanda. Es en este último país, lugar del destino fatal de Ana y su familia, donde Vince ha obtenido documentos hasta ahora nunca enlazados con el caso de la familia judía.

La investigación es una manera de honrar a aquellos judíos traicionados en la Segunda Guerra Mundial

La segunda, y última entrada por el momento, del diario de Vince comienza con la pregunta de si realmente importa esclarecer lo que sucedió hace 73 años. La búsqueda de la justicia, según palabras del señor Pankoke, no entiende del paso del tiempo. Además afirma que:

Aunque la investigación se centra en las circunstancias que rodearon el arresto de Ana Frank y su familia, de la familia Van Pels y de Fritz Pfeffer, también esperamos resolver las traiciones de otros judíos holandeses que fueron capturados estando ocultos durante la guerra.

Seguiremos de cerca los posibles resultados de la investigación llevada a cabo por Vince Pankoke y su equipo, porque estas historias donde nos encontramos con gente dedicada, de manera desinteresada, a poner boca arriba la verdad, son realmente apasionantes. Si queréis conocer más detalles podéis acceder a la web de la investigación y seguir la pista del posible chivato o chivata del paradero de Ana Frank.