Nunca me cansaré de hablar acerca de los beneficios de la lectura. Quizás nunca tengas tiempo suficiente para leer un par de horas al día, pero no me creo que no encuentres un hueco para leer un par de capítulos cada jornada. Me niego a creerlo. Esto viene a colación, ya que estoy enfrascado en la lectura de la nueva novela de Dan Brown, Origen, y me gustaría destacar la capacidad de los libros para que nos interesemos por distintos temas.

Origen explora la obra de Gaudí

En este caso, y entre otros temas que se tratan en el libro, Dan Brown nos obsequia con un pequeño homenaje a la figura de Antoni Gaudí, uno de los personajes más famosos del mundo del arte en Cataluña, España y a nivel internacional. ¿Quieres conocer más acerca de su obra y una ciencia a la que él llevó a su máximo esplendor?

El genio de la naturaleza

A modo de breve resumen, te contaré que Antoni Gaudí nació en la ciudad catalana de Reus en el año 1852. Reconocido como uno de los grandes arquitectos de la historia de nuestro país, gracias a la información obtenida de la página web España es cultura, Antoni tuvo como primera gran obra la Casa Vicens, construida entre 1883 y 1888, con clara inspiración islámica y del Lejano Oriente.

Barcelona es la ciudad donde Gaudí dejó mayor impronta

Sin embargo, las obras que otorgarían fama mundial al genio de la construcción, además de pasar a la historia por crear edificios que parecen haber salido de la propia Tierra, fueron cuatro. Por un lado el Parque Güell, un parque público situado en la ciudad de Barcelona. La Casa Batló, edificio situado en el Paseo de Gracia y construido en su etapa naturalista.

La Sagrada Familia es una de las obras cumbres de Gaudí. Unsplash

Después tenemos La Pedrera, que es como se conoce comúnmente a la Casa Milà, también ubicada en el Paseo de Gracia, y que se encuentra dentro de los diez monumentos más visitados, según datos recogidos por la página web de El País, con 1,1 millones de visitas en el año 2016. Por último, su obra cumbre, la Sagrada Familia, que aúna religión y ciencia en un mismo templo y a partir del cual te voy a desarrollar lo que queda de artículo.

Biomimetismo

También conocida como biomímesis, podría definirse como, según información obtenida de la página web Definición y qué:

Es la ciencia que estudia a la naturaleza como fuente de ideas para nuevos inventos y proyectos tecnológicos, con la finalidad de aportar soluciones a los problemas que el hombre no ha podido solucionar y que la naturaleza sí lo ha hecho.

Estamos hablando de utilizar a la naturaleza como fuente de inspiración para crear nuevos tipos de construcción, para innovar en tecnología o, por ejemplo, para diseñar de la misma manera que lo hace la Madre Naturaleza. Existen tantos ejemplos como puedas imaginar, con lo que, si me lo permites, te mostraré algunos de los más curiosos que he encontrado, para que puedas entender de manera clara esta ciencia que, al menos por nombre, nunca habías escuchado.

Naturaleza y la copia humana

Uno de los casos más interesantes que he leído acerca del biomimetismo es la creación de edificios a partir del estudio de termiteros. En la información obtenida de la página web Culturamas, Janine Benyus explica cómo se inspiró en el hogar de este pequeño insecto para construir edificios que permiten ahorrar un 70% de energía, siendo la variación de temperatura en el interior de tan sólo un grado.

Los tiburones, más concretamente su piel, como bien nos indican en un artículo de El País, también han servido como inspiración para trajes de baño de nadadores profesionales o revestimientos de paredes de hospitales. Ya que la piel del animal tiene propiedades repelentes, han investigado este ángulo para evitar que las bacterias que circulan por cada área hospitalaria se acumulen en dichas superficies.

Como final del artículo, me gustaría hablar de la inspiración que Antoni Gaudí encontró en la Naturaleza para construir su catedral. La idea principal, como bien indican los compañeros del medio digital BBC, fue conseguir un edificio, sobre todo en el interior, que invitase a reflexionar. Es por ello que la luz que entra por las vidrieras de colores, las columnas en forma de árbol y el techo con vidrio verde nos recuerdan a un bosque, buscando esa conexión mística con la Tierra.

Nuestra especie ha copiado aquello que ha visto en la Naturaleza

Si te paras a pensar, la Naturaleza. nos ha obsequiado, durante siglos, con animales, plantas y formas que han servido para construir, diseñar o simplemente evocar conceptos e ideas que, de otra manera, no habríamos podido conocer. Quizás no exista la genialidad creativa, sino que simplemente somos una especie que copia lo que ve a su alrededor.