Vivimos en un mundo curioso y misterioso. Si te hablo de magos, brujas y hechizos pensarás que este artículo va a tratar acerca del mundo del cine, el cómic o la literatura fantástica. Déjame decirte que sí, no vas desencaminado. Y no. Nada de lo que te voy a contar a continuación es real. Pero, ¿y si lo fuese?

De acuerdo, antes de empezar a hablar sobre el mundo de Harry Potter y los genes, una mezcla demasiado interesante, déjame que, en los próximos párrafos, te explique de forma muy sencilla alguna definición que nos lleve a entender esos bichos tan extraños llamados genes.

Por cierto, este artículo viene a colación de una charla titulada Harry Potter and the Genetics of Wizarding que el Profesor Eric Spana dio hace un año en el marco del Día Nacional del ADN, que resulta celebrarse el 25 de abril. Si quieres echarle un vistazo al vídeo completo, aquí tienes el enlace.

Genética 101

Nuestro cuerpo se compone de órganos, piel, tejidos, músculos y un sinfín de partes. Todas esas partes tienen algo en común. Viéndolos a través del más potente de los microscopios, podrías ver de qué se componen: células. Una suma de células que nos lleva a tener brazos, piernas o, por ejemplo, pelo en la cabeza. Pero, ¿son las células el pegamento que une nuestro cuerpo?

Padre mago + madre muggle = sorpresa

La respuesta es no. Dichas células llevan, en su núcleo, el famoso y conocido ADN. Disculpad si en estas líneas no soy preciso y científicamente profesional, pero llegué tarde a la primera clase de biología. El caso es que ese ADN, colocado en una secuencia de 23 pares de cromosomas, nos lleva al genoma. ¿Y qué es el genoma?

Te lo simplificaré al máximo. El genoma es un conjunto de genes dentro de nuestros cromosomas. Y aquí es donde entramos en el mágico mundo de los magos, los genes, las brujas y las cadenas de ADN. Sí, vamos a mezclar bien el frasco y, a continuación, vas a ver el cóctel tan estupendo que conseguimos.

Teorizando entre alumnos de Hogwarts

Siguiendo los magníficos ejemplos que el Profesor Spana desarrolla en la charla acerca de esta materia, te puedo hablar de cómo la genética provoca que la familia Weasley destaque por su pelo pelirrojo. En concreto, en este caso, el gen responsable de dicho color de pelo es el MC1R.

Para que dicho gen, que por defecto establece que nuestro cabello sea marrón, diga al organismo que pinte de rojo cada pelo hace falta explicar de qué depende este factor. Cada gen tiene dos copias, una de la madre y otra del padre, por lo que tendremos tres posibilidades: que sean dos copias normales, que sean una normal y otra mutada, la llamada mutación dominante, o que sean dos copias mutadas, denominada mutación recesiva.

La familia Weasley de vacaciones. Harry Potter Wiki

Si seguimos con el ejemplo de la familia de magos pelirrojos, para que exista esa orden genética de cambio de color del pelo la mutación debe ser recesiva, con lo que tanto el padre como la madre, en este caso lo son, deben aportan un gen mutado.

¿Y el gen de mago?

¿Qué pasa con Hermione, no tiene ascendencia mágica?

Como bien sabes, si eres fanático de la saga literaria y cinematográfica, existen distintos tipos de persona en el mundo de Harry Potter. Los muggles son aquellos seres humanos sin habilidades mágicas, los squibs son hijos no mágicos de un/a muggle y un/a mago o bruja y, al contrario que los mestizos, que sí poseen capacidades mágicas. Después, por supuesto, están aquellos con dotes para la magia nacidos de magos o brujas.

Intercalando el universo mágico con el mundo de la biología, imagina que existiese en gen capaz de dotar a nuestro organismo de habilidades sobrenaturales como mover objetos con la mente o invocar hechizos. ¿Éste sería un gen que se hereda dependiendo del sexo del bebé o la condición sexual no tendría nada que ver?

Si te quedas a ver el vídeo que dejé arriba, podrás conocer la explicación a que el gen mágico no depende del sexo, sino que se hereda de manera dominante, es decir, que se puede predecir si el bebé será mago sin necesidad de saber si será niño o niña. Hablando de genética, ¿qué pasa con Hermione? ¿Siendo hija de no magos, sin genes de mago por ningún lado, cómo pudo obtener su propio gen mágico?

Hermione Granger. Misundprophecy

La respuesta es lo que la comunidad científica llama la Mutación de novo. De repente, sin necesidad de transmitirse de padres a hijos, surge en el momento de la concepción dicho gen de manera espontánea. Usando datos acerca de los nacimientos en el año de Hermione, Eric Spana establece que la probabilidad de nacer mago de buenas a primeras es de 1 entre 750.000.

Ciencia de fantasía

La verdad es que teorizar con escenarios de ficción suele ser una manera muy particular y divertida de instruir a los más jóvenes en temas tan farragosos como puede ser la genética. Despertar la curiosidad de alguien acerca de un tema que, en principio, no es de su agrado es algo muy difícil de conseguir. Éste es un gran ejemplo.

Dragón frente a Harry Potter. Harry Potter Wiki

Y tú, ¿querrías ser un gran mago como Harry Potter? ¿Quizás vivir en un mundo donde los dragones, los hechizos y las varitas mágicas fueran asignatura desde la guardería? De momento, a no ser que tengas una imaginación desbordante, deberás conformarte con la saga más exitosa de los últimos tiempos y, quién sabe, quizás algún día un toque divino nos convierta en seres sobrenaturales.