El 6 de agosto de 1945 la ciudad de Hiroshima se convirtió en la primera ciudad de nuestro planeta en ser arrasada por una bomba atómica. El ejército norteamericano destruyó miles de familias y otorgó un sello de muerte al país nipón, el cual tuvo que esperar décadas para salir de la depresión y el dolor.

La cocina es parte fundamental para entender la cultura japonesa

Sin embargo, el pueblo del sol naciente superó la adversidad y convirtió a Hiroshima en un mito moderno de superación frente a la mayor de las adversidades. En las cosas más pequeñas se pueden aprender las mayores lecciones y es por eso que hoy te traigo un plato nacido, o mejor dicho popularizado, del infierno atómico.

Hiroshima después de la Segunda Guerra Mundial

Para entender el plato que te quiero presentar, primero hay que entender las particulares circunstancias que se produjeron en Japón, una vez su gobierno hincó la rodilla y aceptó la rendición total frente a los miles de muertos que yacían en sus calles. La guerra sesgó muchas vidas, pero acabó creando una cultura mucho más serena y pacífica.

Hiroshima quedó reducida a escombros. Time

No fue hasta el año 1952 que Japón pudo ser libre de nuevo, abandonando los aliados, sobre todo Estados Unidos, el país para siempre. El nivel de vida era realmente bajo, lo que influyó en que la economía pudiese crecer, ya que los salarios eran pequeños. Estos salarios propiciaban que la mano de obra fuese muy competitiva. Si a esto le unimos la ayuda de la banca norteamericana y que el país de las barras y estrellas fuese el principal cliente de la industria japonesa, tenemos la combinación perfecta para el crecimiento económico.

El okonomiyaki representa la cocina de posguerra más tradicional

Sin embargo, como mencioné anteriormente, el país, tras ser arrasado por las bombas nucleares, era una ruina en todos los sentidos. La gente no podía permitirse ningún tipo de lujo. Fue entonces cuando un plato comenzó a destacar, me refiero al famoso okonomiyaki, que ya se consumía antes de la guerra. Seguramente leas en libros, páginas web especializadas y otros lugares, distintas historias del origen de este plato. La realidad es que no se sabe a ciencia cierta cómo empezó todo, aunque el argumento de la guerra es el que más fuerza ha cogido con el paso de los años, como se puede leer en la página web Voyapon.

La pizza japonesa

Definir este plato sería muy complicado. Si quieres hacerte una idea, porque nunca habías oído hablar acerca de él, te diré que es una mezcla de una masa de harina, col y huevo, cocinado sobre una plancha. Las variantes en este plato son tan diversas, como formas existen de preparar una pizza en Italia. Y ninguna es mejor que otra, ya que la diferencia se encuentra en los gustos de la persona que lo prepara o en quién lo prueba.

Este plato podría ser la mezcla perfecta entre una tortilla y una pizza

El término okonomiyaki significa en japonés todo lo que quieras comer asado y hace referencia a la cantidad de ingredientes distintos que puedes encontrar en él. Esto, a mi entender, fue la clave del éxito del plato en una época de vacas flacas, donde los ingredientes más humildes se abrieron paso en gran parte de las cocinas de los japoneses.

Hiroshima, para acabar el artículo cerrando el círculo, tiene uno de los okonomiyaki más famosos del país. Una de las grandes curiosidades de la ciudad y del plato, tal y como podéis ver en el vídeo que os dejo aquí arriba, es que existe un restaurante llamado Lopez que se ha ganado a pulso el sobrenombre de Mejor Okonomiyaki de la Ciudad. Fernando López, originario de Guatemala, regenta este establecimiento desde hace 17 años y ofrece un plato al estilo de Hiroshima, tradición que perdura a pesar de los terribles recuerdos del pueblo.