Nunca te hubieses imaginado que utilizar polvo de talco para tu salud acabaría perjudicándola hasta provocarte enfermedades. Así ha debido pensar Eva Echeverria, una mujer que denunció a la compañía Johnson & Johnson por las fatales consecuencias sufridas tras usar durante cinco décadas sus productos Baby Powder y Shower to Shower.

Tras una batalla legal muy larga, el jurado le ha dado la razón a Echeverria, confirmando que el polvo de talco de Johnson & Johnson puede provocar cáncer. Ahora, la empresa tiene que hacer frente a una condena muy clara que le obliga a pagar 353 millones de euros, es decir, 417 millones de dólares.

El caso de Eva Echeverria pone los pelos de punta y evidencia el gran peligro que conlleva el uso de este tipo de talco, nunca advertidos en el producto. Pero ¿qué ha dictado la sentencia? ¿Optará Johnson & Johnson por modificar su conducta a partir de ahora?

Décadas sin conocer el gran peligro

Eva Echeverria denunció a Johnson & Johnson tras décadas utilizando su polvo de talco

Johnson & Johnson es una de las compañías de productos de cuidado personal y para bebés más importantes del mundo. Su uso es extendido y sus clientes no imaginan el peligro que conlleva. Hasta el momento, ninguno de los productos informa sobre el riesgo mortal que implica utilizarlos.

Esto le sucedió a Eva Echeverria, la protagonista del terrible caso que te contamos en este artículo. La mujer, residente en Los Ángeles, ha utilizado durante más de cinco décadas el polvo de talco comercializado por Johnson & Johnson bajo el nombre de Baby Powder y Shower to Shower.

En 2007, los médicos le diagnosticaron cáncer de ovario, pero no fue hasta 2016 cuando la mujer se enteró de una noticia que cambiaría su vida. Según El Confidencial, Echeverria vio en las noticias que la muerte de una mujer estaba relacionada con el uso de productos de Johnson & Johnson. En ese momento, la denunciante supo qué podía haber provocado su cáncer.

Los polvos de talco Baby Powder y Shower to Shower son los productos que ha utilizado la denunciante durante cinco décadas. The Huffington Post

La estadounidense denunció entonces a la compañía, alegando que en sus productos no se advertía sobre el riesgo que conllevaba su uso. Si Johnson & Johnson especificase bien el peligro, Echeverria hubiese dejado de utilizar esos productos mucho antes.

La lucha judicial de la denunciante comenzó hace más de un año y tuvo su resolución este pasado lunes, cuando un juzgado de Los Ángeles condenó rotundamente los actos de Johnson & Johnson.

Una cantidad multimillonaria

La justicia obliga ahora a pagar 353 millones de euros (417 millones de dólares) a Johnson & Johnson por no haber avisado del riesgo de cáncer vinculado al uso de sus productos de polvo de talco, como leemos en La Voz de Galicia.

De la cantidad impuesta, 347 millones de dólares (295 millones de euros) como sanción por sus prácticas ilegales, mientras que Eva Echeverria recibirá una indemnización de 70 millones de dólares (alrededor de 60 millones de euros). Por otro lado, la denunciante no ha podido acudir al juicio ya que su estado de salud es muy débil.

La empresa de productos de cuidado personal tiene que hacer frente a miles de denuncias

El juzgado de Los Ángeles encargado de este caso ha deliberado durante dos días hasta encontrar una solución. Así, acusó a la empresa de conocer los peligros de usar sus polvos de talco en la zona genital, algo de lo que fue avisada en 1994 por la Coalición de Prevención de Cáncer.

Mark Robinson, abogado de Echeverria, se ha mostrado contento con la decisión: "Estamos agradecidos por el veredicto del jurado en esta materia". Además, ha acusado a la compañía de ocultar la verdad durante décadas.

La polémica rodea a Johnson & Johnson

Esta empresa, especializada en productos de higiene para los bebés y cuidado personal, está en el centro de la polémica. La atención provocada por este último caso ha levantado gran interés en Estados Unidos, conociéndose miles de denuncias por casos similares.

La omisión de aviso a los consumidores ha sido denunciada en más de 4.500 ocasiones solo en el país estadounidense. Además, hay también más de 300 demandas en curso contra Johnson & Johnson.

La compañía Johnson & Johnson ha sido condenada a pagar 353 millones de euros por provocar un cáncer. San Antonio Express-News

Los denunciantes habrán recibido una dosis de fuerza en su lucha contra la compañía tras la victoria de Eva Echeverria. La sentencia de su caso supone la mayor condena recibida por la empresa, que ya fue obligada a pagar 110 millones de dólares (93 millones de euros) a una mujer en Virginia que fue diagnosticada con cáncer de ovario en 2012 tras usar Baby Powder durante años.

Johnson & Johnson ya ha reaccionado frente a la sentencia recibida y ha anunciado que apelará la decisión del juzgado, ya que, según la ciencia, sus polvos de talco son totalmente seguros. El juicio de Echeverria no termina aquí, aunque parece que la empresa lo tendrá muy complicado para defenderse de miles de acusaciones tan graves.