Todos hemos oído hablar, leído información o, incluso, acudido a charlas en las que se meten al conjunto de drogas, habitualmente ilegales, en el mismo saco de elementos perjudiciales para el cuerpo humano. Pocos suelen decirte que, a pesar de que la gran mayoría no aporta nada distinto del placer en su consumo, algunas de ellas tienen propiedades muy interesantes para quien hace uso de ellas.

El arte ha estado muy unido al LSD

En este artículo quería hablarte del LSD, un alucinógeno que lleva décadas entre nosotros y que, gracias a películas, libros y canciones ha resultado ser el elemento que conecta generaciones de artistas con creatividad desbordante. No digo que para tener una mayor capacidad en asuntos artísticos debas consumir LSD, pero sí que ha sido utilizado durante muchos años con dicha excusa. En esta nueva investigación, un elemento más de discordia parece entrar en juego. ¿Quieres conocerlo?

Historia rápida del LSD

Apuesto a que muchas veces te has preguntado qué es exactamente esta droga. Las siglas LSD significan, en castellano, dietilamida del ácido lisérgico. Gracias a la información que podemos encontrar en la página web Narconon, sabemos que esta droga fue descubierta en la década de los años 30, del siglo pasado, y que se obtiene a partir del cornezuelo, un hongo que crece entre el centeno habitualmente.

Ejemplo de dosis de LSD. Tupunto

Durante los siguientes años tras su descubrimiento, fueron muchos los psicólogos y psiquiatras que lo utilizaron como método complementario de terapia, según los datos que hemos podido recopilar de la página web de El País. Años más tarde, debido a su introducción en el circuito de consumo, se acabó ilegalizando, primero en EE.UU y después en el resto del mundo.

Observar los efectos del LSD es alucinante

Son muchos los casos documentados de personajes públicos y privados que se jactaban de consumir este elemento para mejorar su proceso creativo, de hecho Google está lleno de resultados que giran en torno a este asunto. Por ejemplo, si quieres comprobar de primera mano cómo son los efectos de la droga en una persona según van transcurriendo las horas, te aconsejo que te pases por el sitio web Cultura Inquieta y que observes la evolución de un mismo dibujo, realizado por una misma persona. Asombroso.

Una nueva revelación

Hace unos días hemos conocido un nuevo estudio, en esta ocasión publicado por el medio digital Nature, en concreto en su sección Scientific Reports, en el que se muestran los efectos psicodélicos del LSD en el cerebro humano. La investigación ha utilizado un nuevo método matemático para analizar la actividad cerebral, el cuál se ha denominado Connectome-Harmonic Decomposition, imposible de traducir al castellano, a pesar de mis intentos.

El LSD ayuda a que el cerebro conecte de nuevo

Según hemos podido leer en la información publicada por el diario digital Inverse Science, los investigadores han constatado el poder sanador de esta droga en uno de nuestros órganos más preciados. Sí, has leído bien. El LSD puede tener la capacidad de ayudar a la curación de ciertas enfermedades mentales como, por ejemplo, la depresión, el abuso de sustancias o el trastorno de estrés postraumático. Esto es así debido a que la droga resetea las conexiones que se producen en el cerebro.

Imagen del funcionamiento del cerebro. Psypost

Una de las autoras principales del documento que antes mencionaba, la investigadora del Centro para el Cerebro y la Cognición de la Universidad Pompeu Fabra, Selen Atasoy, afirma que:

Por lo general, me interesan las herramientas terapéuticas novedosas que pueden ayudar con la curación de los desórdenes psiquiátricos, especialmente la curación de los traumas. Ahora hemos aplicado nuevos análisis, una decodificación armónica, que nos permite observar la actividad neuronal de una nueva manera. La combinación de ondas armónicas en el cerebro es lo que denominamos connectome harmonics.