La pseudociencia paranormal, aquella distinguida por estudiar áreas grises donde la ciencia convencional no ve interés o ya dispone de teorías que prueben la poca credibilidad de sus afirmaciones, está siempre rodeada de grandes polémicas.

A los misterios les conviene no ser resueltos para que se siga hablando de ellos

En los siguientes párrafos voy a contaros varios casos, tres en concreto, de los denominados parapsicológicos y veremos qué tipo de conclusiones se llevaron a cabo para desmontarlos de principio a fin. En caso de que no haya habido ninguna teoría firme al respecto, quizás quede algún rayo de esperanza para aquellos que continúan vagando por un territorio muy controvertido.

¿Quieres descubrir una historia de nuestro país y dos de los misterios más importantes de todos los tiempos?

Las caras de Bélmez

Imagino que cualquier persona que viva en España conoce uno de los programas más importantes de la televisión nacional en cuanto al misterio se refiere. Cuarto Milenio, comandado por Íker Jiménez, aborda semana tras semana asuntos espinosos, aunque no siempre traten la cuestión fantasmal o parapsicológica. Os hablo de este programa y de su presentador, porque fue éste último quién inició un debate nacional hace años con su libro El misterio de las caras de Bélmez.

El fenómeno de Bélmez data de décadas atrás en el tiempo. El pueblo de Bélmez de la Moraleda ha sido el protagonista de una historia que tiene como protagonista a una casa y varias apariciones en forma de manchas en el suelo y paredes. Desde el programa anteriormente mencionado, en una doble sesión, llegaron a la conclusión que aquellas caras no habían sido realizadas por la mano del hombre, con lo cual la teoría del fraude queda disuelta.

Interior de la casa protagonista en Bélmez. Espíritu cafetero
No todos los misterios necesitan de explicación mística

A mi entender, sin necesidad de ser científico o investigador, el fenómeno nada tiene de paranormal, salvo la cantidad de noticias que han salido a la luz gracias a él. La explicación más sencilla, en una definición muy propia de Guillermo de Ockham, suele ser la más probable. ¿En este caso? Las manchas, posiblemente de humedad, nos recuerda a caras, porque nuestro cerebro está programado para buscarle sentido a todo aquello que percibimos.

El triángulo de las Bermudas

La zona del Océano Atlántico que se encuentra entre Puerto Rico, Florida y Bermudas, es conocida con el sobrenombre de Triángulo de las Bermudas. Desde la Segunda Guerra Mundial, se vienen produciendo misteriosas desapariciones en el área que, para los ojos inexpertos, podrían ser provocadas por fenómenos inexplicables. ¿Cuál es la realidad?

Una posible teoría, que ha sido reflejada en la revista Muy Interesante, contaría que existen sobre la zona corrientes de aire tan potentes que tienen la capacidad de derribar aviones, al menos los de menor tamaño, y producir olas en el océano de más de 14 metros de altura, con lo que los barcos que crucen sus aguas se verían envueltos en mitad de una catástrofe marítima.

Este es el triángulo de las Bermudas. Wikipedia

Lo siento por aquellos que creíais en teorías que tienen que ver con seres del espacio exterior, con magnetismos extraños o con que la antigua Atlántida se encuentre bajo sus aguas, devorando a los pobres infelices que osen perturban su sueño eterno. La realidad suele ser más aburrida por desgracia.

La construcción de las grandes pirámides de Egipto

Una de las grandes civilizaciones de la historia de la Humanidad es también una de las más polémicas, para la parte menos estudiosa de la ciencia paranormal. Si eres aficionado, como es mi caso, a leer teorías de conspiración y blogs que traten estos temas, conocerás mil y un argumentos para afirmar que las pirámides ocultan un secreto en su construcción. ¿Quieres saber las más locas teorías al respecto?

Existen tantas teorías sin fundamento que realizar una búsqueda por internet es pasarte una tarde de aventuras

No sabría cuantas teorías incorporar a este párrafo, porque todas me parecen tan descabelladas que resulta complicado elegir. Hay quienes dicen que las pirámides fueron construidas por una raza extraterrestre, lógico venir a nuestro planeta, plantar unas cuantas piedras una encima de otra y marcharse para no volver.

Que fue Noe quien las construyó, porque lo del diluvio se le quedaba pequeño, o que los habitantes de la Atlántida ayudaron con sus ideas. Aunque una de mis favoritas es aquella que dice una raza de alienígenas, concretamente los reptilianos, fueron los que utilizaron como mano de obra a los humanos para excavar en busca de minerales como el oro y las pirámides solamente fueron una tapadera.

Estas son las pirámides de Keops, Kefren y Micerino. Vix

Tan descabelladas son estas ideas que si ahora yo te cuento que realmente fue la física y el ingenio de los egipcios lo que facilitó su construcción voy a quedar como un soso anti-leyendas. Se sigue discutiendo, esta vez en círculos académicos y científicos, de si fueron rampas, ayudados de arena mojada para evitar la fricción, las que hicieron posible el movimiento de aquellas impresionantes rocas. Otros aseguran que al no haber encontrado evidencias de dichas rampas, es posible que las pirámides fuesen construidas desde el interior hacia el exterior y ayudándose de lo que hoy conocemos como andamios.

Muchas teorías, pocas verdades paranormales

Cree en lo que la ciencia te diga y lee para formarte tu propia opinión

La existencia del término pseudociencia viene dada por la incapacidad de sus defensores de proveer con datos fiables aquello que la ciencia encuentra altamente improbable. A muchos, entre los que me incluyo, nos gustaría creer en visitantes del espacio exterior, fantasmas encantando viejos castillos o psicofonías de otros mundos. La realidad nos ofrece multitud de respuestas, pero siempre del lado de la ciencia que, de momento, es quien posee una única verdad. Si lo demuestras es que es real.