Llevar una dieta equilibrada es una de las bases para tener una vida sana. Esta, por supuesto, debe acompañarse de ejercicio físico habitual y otros muchos factores, pero el punto de la alimentación es sin duda uno de los más importantes.

La alimentación equilibrada es una de las bases de la salud

Sabes de sobra que la fruta y la verdura son fuente de vitaminas y minerales, muy necesarios para tu organismo. Sin embargo ¿qué otros alimentos son también beneficiosos? Muchos, claro está, pero existen algunos que a veces parecen quedar olvidados por los consumidores.

Un claro ejemplo de ello son los frutos secos, fuente de ácidos grasos omega 3, que tienen más efectos en tu organismo de lo que podrías pensar. Además de esos ácidos, también destacan por su alto contenido en minerales como el calcio o el fósforo, y por la presencia de vitaminas del grupo B.

No todos los frutos secos son iguales. Sabemos que estos se caracterizan por tener una cubierta o cáscara y poseer un bajo contenido de agua, pero tenemos una gran variedad de ellos a nuestra disposición. Hoy aquí, en Urban Tecno, hablaremos de uno de ellos en concreto. Nada más y nada menos que las nueces.

Los frutos secos poseen multitud de propiedades diferentes. Cadena Dial

Nueces para todo

Venimos para hablarte de un reciente estudio que ha sido llevado a cabo por científicos del Beth Israel Deaconess Medical Center, en Massachusetts. En su trabajo, estos investigadores decidieron estudiar los efectos que tenía en el organismo una ingesta habitual de nueces. Los resultados fueron comentados hace poco en el prestigioso New York Times.

Este fruto seco tiene propiedades que no imaginas

Como nos cuentan desde el diario As, los científicos también fueron más allá, y se fijaron en las consecuencias que podía tener el consumo de nueces en individuos con sobrepeso. Para ello, contaron con la participación de 9 sujetos que presentaban esta condición.

Para el experimento, los pacientes debían de tomar un batido durante varios días. Este podría contener 48 gramos de nueces, que equivalen a 314 calorías, o simplemente un batido placebo, que tendría el mismo sabor, pero no contendría frutos secos. ¿Qué efectos tendría ese batido? ¿Pasaría desapercibido para su organismo?

La respuesta está en el control

Para sorpresa de los responsables del estudio, los efectos del batido llegaban hasta el cerebro de los sujetos. ¿Cómo es esto posible? Pues bien, la clave está en la ínsula, estructura cerebral que se encuentra en la zona más profunda del encéfalo, y que se relaciona con el apetito y el control de los impulsos.

Llegando hasta lo más profundo de tu cerebro

La ingesta habitual del batido producía una mayor activación de esta área cerebral. De esta forma, cuando los sujetos veían un alimento apetecible y con alto contenido en grasa, la ínsula actuaba, controlando el apetito y ayudando a los pacientes a desechar la idea de comer.

En palabras de Olivia M. Farr, una de las principales responsables del estudio:

Las nueces pueden alterar la forma en que nuestros cerebros ven los alimentos y esto impacta directamente en nuestro apetito.

Como consecuencia, se producía una pérdida de peso generalizada por parte de los voluntarios. Por lo tanto, podemos decir que las nueces contribuyen a la pérdida de peso, modificando la actividad cerebral que se produce cuando observamos alimentos apetecibles. En resumen, controlando nuestro apetito.

Estos frutos secos poseen propiedades inesperadas. Vix

Un auténtico superalimento

Esta inesperada característica se une a las muchas que ya conocíamos sobre las nueces. Como podemos leer en Vix, los ácidos grasos Omega-3 que posee este fruto seco contribuyen a descender los niveles de colesterol de aquel que lo toma habitualmente.

Además, también se ha relacionado a la nuez con la prevención de la diabetes tipo 2, gracias a sus numerosos antioxidantes, fitonutrientes, y ácidos como el linoleico. Por si fuera poco, todas estas sustancias ayudan a aumentar los niveles del llamado colesterol bueno, el HDL.

Como podemos leer en Mercola, esto no acaba aquí, y es necesario resaltar algunas otras cualidades que posee este fruto seco:

Ayudan a combatir el cáncer

Gracias a las nueces, los tumores decrecen

Estudios a lo largo del tiempo han demostrado que las nueces pueden ayudar a prevenir el cáncer. Concretamente los de próstata y mama. Puedes echarle un ojo a uno de estos estudios, ya que los resultados son realmente impresionantes.

Un consumo habitual de estos frutos podría disminuir hasta en un 40% el riesgo de sufrir una enfermedad, y cuando esta ya se ha producido, es capaz de reducir hasta en un 50% la velocidad de desarrollo de tumores.

Manteniendo sano tu corazón

Aminoácidos como la arginina, presente en grandes cantidades en las nueces, contribuyen a la prevención de enfermedades cardiovasculares, como los infartos o los problemas de circulación.

Además, son bien conocidos los efectos beneficiosos de los ácidos grasos Omega-3, que permiten controlar el colesterol, evitando así los posibles contratiempos futuros.

Cuidando de tu cerebro

Las neuronas son unas de las células más delicadas de tu cuerpo, y también unas de las más importantes. Es por esto que debes cuidar de ellas. En las nueces encontrarás unas grandes aliadas, ya que sus propiedades contribuyen a la protección de tu cerebro.

Estos pequeños frutos sin agua poseen sustancias neuroprotectoras, como la vitamina E, la melatonina, o los ácidos grasos omega 3. Estas contribuirán a un correcto funcionamiento cerebral, además de proteger tu cerebro ante las enfermedades.